Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. ok
.: Athletic Club - Web Oficial :.
EUSKARA     CASTELLANO     FRANÇAIS     ENGLISH
Twitter  Facebook  Google +  Youtube  Instagram
BILBAO ATH.
SÁBADO, 21 DE JULIO DE 2018

Orígenes

El nombre de Bilbao Athletic obedece a la voluntad de homenajear a uno de los dos primeros equipos de fútbol con que contó Bilbao en la prehistoria de este deporte. En efecto, cuando los ingleses nos trajeron el fútbol, fueron dos los grupos de bilbainos que se sumaron a aquella moda y fundaron sus respectivos equipos: El Athletic Club, fundado por los asiduos al Gimnasio Zamacois y el Café García, y el Bilbao Fútbol Club, organizado en torno a deportistas más próximos a la zona de Las Arenas.

Los primeros años posteriores a la guerra conocieron el nacimiento de un sinfín de equipos en Bizkaia, al tiempo que el Athletic Club se encontraba debilitado por los acontecimientos. La necesidad de competir en el Campeonato Regional, las escasas garantías que ofrecían los jugadores que le quedaban al Athletic y una cierta prevención por salvaguardar un nombre querido por la entidad, hicieron que el Athletic inscribiera un equipo en aquella primera competición de la postguerra con el nombre de Bilbao Athletic. Se ponía así a salvo de cualquier fracaso el nombre del Athletic Club y se evitaba que cualquier otro grupo usurpara el nombre del Bilbao.

Cumplido aquel objetivo y una vez que el Arenas de Getxo pasó a ser filial del Athletic, los jugadores del Bilbao pasaron a engrosar las filas de aquel y el equipo desapareció como tal. Fue en la temporada 64-65 cuando el Athletic Club vio la necesidad de contar con un equipo filial en el que foguear a sus jugadores más jóvenes. Se retormó entonces la idea del Bilbao Athletic y se inscribió un equipo con este nombre en la Segunda Regional, con Piru Gainza como entrenador. El equipo quedó campeón ascendiendo a Primera Regional, pero Piru Gainza pasó a hacerse cargo del primer equipo y tomó el relevo Rafa Iriondo. En la temporada 65-66 se proclamó campeón de Primera Regional y campeón de aficionados de Bizkaia, ascendiendo a Tercera División.

En la temporada 66-67 se proclamó campeón de Tercera, pero cayó en la fase de ascenso ante el Badajoz. Esa misma temporada volvió a ser Campeón de Bizkaia de aficionados, pero cayó eliminado en la fase nacional ante el Barcelona. En la temporada 67-68 el Bilbao Athletic, no se clasificó para la fase de ascenso tras empatar a un gol en Portugalete en el último partido de la temporada, cuando necesitaba la victoria para obtener la clasificación. Esa temporada volvió a lograr el Campeonato de Bizkaia de aficionados y posteriormente se proclamaría campeón de España de esta categoría. La temporada 68-69 fue la del primer ascenso a Segunda División.

Iriondo comenzó la temporada en el banquillo, pero fue reclamado por el primer equipo y le sustituyó Poli. El equipo ganó veintinueve de los treinta y ocho partidos disputados y empató seis, proclamándose campeón de su grupo de Tercera. Como campeón de grupo se enfrentó al Orense. Perdió en la ciudad gallega (2-1) y en San Mamés (0-1).

Al no lograr el ascenso en primera fase, tuvo que promocionar con el Alavés. Ganó el primer partido en San Mamés (3-0), y perdió en Mendizorrotza (1-0), obteniendo el ascenso por diferencia de goles. La alineación que obtuvo el ascenso a Segunda estuvo formada por: Santamaría, Cenitagoya, Beitia, Zarzosa, Arrue, Birichinaga, Díaz, Monreal, Zubiaga, Platas y Gonzalo.

La primera temporada del Bilbao Athletic en segunda no es buena, y vuelve a descender a Tercera División, en la que permanece 7 temporadas, tras las que pasa a integrarse en una nueva categoría, la Segunda División B. En esta categoría, el Bilbao Athletic, forma jugadores para su incorporación al primer equipo, pero también se convierte en cantera de entrenadores, siendo el caso más importante el de Javier Clemente, que tras pasar por el banquillo del segundo equipo pasó a dirigir al Athletic, y consiguió dos títulos de Liga, una Copa del Rey, y una Supercopa de España.

Subcampeones de 2ªA

A la vez que el Athletic conseguía el título de Liga en Primera División, el Bilbao Athletic consigue el ascenso a Segunda División A, en un equipo plagado de jugadores que posteriormente darían el salto al primer equipo, como Julio y Patxi Salinas, Genar Andrinua, Joseba Agirre... La siguiente temporada es todavía mejor. El Bilbao Athletic, consigue el subcampeonato de segunda división, y Julio Salinas se proclama Pichichi de 2ª, con 20 goles. Este Bilbao Athletic, dirigido por José Angel Iribar dejó huella en la mente de todos los aficionados bilbainos.

El Bilbao Athletic continúa su trayectoria por la Segunda División, aportando jugadores al primer equipo, y formando también muchos jugadores, que aunque no triunfan en el primer equipo del Athletic, triunfan en otros equipos de la Primera División, como, Arteaga, Aspiazu, Pizo Gómez, y así una lista interminable de jugadores formados en Lezama.

El Bilbao Athletic continúa en Segunda División A, con la excepción de la temporada 87/88 donde se desciende a Segunda División B. El Bilbao Athletic se recupera, y realiza una extraordinaria campaña, en la que vuelve de nuevo a conseguir el ascenso a la categoría de plata. Son años, en los que el fútbol profesional vive un gran cambio, y en los que el equipo se mantuvo con entre la élite del fútbol español.

El año 1992 es un año importante en el devenir del Bilbao Athletic. Desaparece la División de Honor sub-19, último paso de los jugadores de Lezama, antes de dar el paso al segundo equipo, lo que trae consigo un adelanto de un año, en la subida de los jugadores con proyección al segundo equipo rojiblanco. El Bilbao Athletic se mantuvo a duras penas en la categoría de plata, y siguió surtiendo de buenos jugadores al primer equipo, como Julen Guerrero, Aitor Karanka, óscar Vales, Mikel Kortina..., pero cada vez era más dificil mantenerse. La temporada 1995/96, con Manolo Sarabia de entrenador es la última del Bilbao Athletic en Segunda División A, y desde entonces, lucha en la siempre difícil Segunda B, intentando año tras año lograr el ascenso, un ascenso que permitiría a los jóvenes valores coger experiencia, en una categoría profesional, donde cada día el nivel de los jugadores aumenta. Ese es su reto, aunque no hay olvidar que el principal objetivo del Bilbao Athletic es formar jugadores para la primera plantilla.

De nuevo en 2ªB

La temporada 1996-97 fue una temporada llena de incertidumbre, hasta el punto de que se realizó un cambio en la dirección técnica del equipo sustituyendo Carlos Terrazas a Manolo Sarabia. Los partidos al principio se disputaron en San Mamés, para posteriormente hacerlo en Lezama, una vez concluida la nueva tribuna, construida para el mejor acomodo de socios y seguidores.

En la siguiente temporada, 1997-98 el equipo realizó una brillante temporada, manteniéndose desde la séptima jornada entre los cuatro primeros puestos de la clasificación, posición que daba acceso a participar en la promoción de ascenso a Segunda División A. En esta segunda fase no se obtuvieron los resultados esperados, por lo que el objetivo previsto de ascenso no se consiguió, pese al esfuerzo realizado durante toda la temporada.

La tercera temporada de Carlos Terrazas (1998-99) fue un tanto irregular, ya que durante la primera vuelta el equipo se mantuvo firme en los puestos que daban acceso a disputar la fase de ascenso, incluso fue el primero de la clasificación durante varias jornadas. La segunda vuelta ya no fue lo positiva que cabía esperar, perdiéndose hasta nueve partidos, lo que fue determinante para no alcanzar un puesto entre los cuatro primeros.

José Luis Mendilibar se hace cargo del equipo en la temporada 1999-00 y el mal comienzo de temporada, con un solo partido ganado de los nueve primeros, pesó mucho en el ánimo de los jóvenes jugadores que se habían incorporado procedentes de los equipos inferiores. Poco a poco los resultados fueron más favorables hasta ascender al cuarto puesto al comienzo de la segunda vuelta. A partir de ahí, con la cesión de varios jugadores a conjuntos de superior categoría, el equipo se resintió ligeramente, para terminar en la zona media de la clasificación y no poder acceder a la fase de ascenso.

Con un comienzo de temporada 2000-01 francamente bueno, el equipo ahora entrenado por Edorta Murua se mantuvo siempre bien colocado en la clasificación optando en todo momento a uno de los cuatro primeros puestos que daban acceso al play off de ascenso. En la recta final y siendo líder de la clasificación, sufrió un bache en los últimos ocho partidos. de los que sólo ganó el último, por lo que no pudo alcanzar la meta deseada.

El Bilbao Athletic, de nuevo con Carlos Terrazas en el banquillo, se quedó a las puertas de entrar en al liguilla de ascenso a Segunda A en la temporada 2001-02, tras quedar clasificado en sexta posición. A lo largo de la temporada, los cachorros fueron fijos en la zona noble de la tabla, pero a falta de tres jornadas perdieron cualquier opción de acceder al play off.

En la temporada 2002-03, de la mano de Ernesto Valverde, el equipo completó su mejor temporada de los últimos años, consiguiendo acceder al play-off de ascenso a Segunda División A. La cuarta posición lograda por los cachorros al término de la competición liguera fue fiel reflejo de su tremenda regularidad mostrada durante las treinta y ocho jornadas.

Los cachorros iniciaban la temporada 2003-04 con el listón muy alto, después de que Ernesto Valverde hubiese logrado, en el pasado ejercicio, la clasificación para el play-off de ascenso a Segunda División A. Así las cosas, Edorta Murua tuvo que bregar de lo lindo para asegurar la tranquilidad, ya que en varias fases de la campaña pudieron pagar su inexperiencia.

En la campaña 2004-05, el equipo tuvo gol. El filial rojiblanco, dirigido por Edorta Murua, terminó la temporada cerca de los puestos de cabeza, si bien el bache de resultados sufrido a comienzos de la segunda vuelta le privó de entrar en la lucha por las plazas de ascenso.

2005-06. Reforzando al Athletic Club

El técnico del filial, Félix Sarriugarte, opina que "la temporada ha sido altamente satisfactoria para el Bilbao Athletic". Se marcaron dos objetivos fundamentales que al final se vieron netamente cumplidos. El primero de ellos era construir un equipo competitivo que aspirase a estar en la zona noble de la clasificación. El sexto puesto logrado al final de la temporada refleja bien a las claras que el equipo rojiblanco respondió muy bien a lo exigido. El otro objetivo que tenían pevisto cumplir era el desarrollar el trabajo de cantera con la idea de tener a los chavales preparados para dar el salto al primer equipo en cualquier momento. Si la primera meta ya se había conseguido, la segunda obtuvo un resultado extraordinario. Cuatro jugadores del filial llegaron a debutar con el primer equipo en la competición liguera. Fue el caso de Mikel Dañobeitia, Ustaritz Aldekoaotalora, Fernando Amorebieta y Urko Arroyo. Dos de ellos, Ustaritz y Amorebieta, incluso se hicieron con un puesto en el once titular de Javier Clemente. Sarriugarte asegura que "esto da impulso y credibilidad a la línea de trabajo que está marcando el Club".

"La piedra angular del trabajo de cantera es desarrollar el nivel individual de cada jugador. Nosotros lo hemos aunado con una gran labor de equipo", afirma el entrenador. Para decir esto se basa en que el equipo se tuvo que ir revitalizando durante la temporada cuando los jugadores citados anteriormente fueron dando el salto al primer equipo. Ante esta situación, Sarriugarte se muestra optimista. "De cara al futuro, el trasvase de jugadores está siendo fluido y la idea es seguir en esta línea de máximo rendimiento", concluye.

La Segunda B, cada vez más difícil

Dos temporadas complicadas las dos últimas del Bilbao Athletic. Tanto Luis de la Fuente como Kike Liñero han sufrido para mantener al equipo en la cada vez más complicada Segunda B.

Como aspecto positivo y teniendo en cuenta el fin último de nuestro segundo equipo, podemos destacar la incorporación de varios jugadores a la primera plantilla como Markel Susaeta, Jon Vélez, que ha acabado la temporada cedido en el Hércules, y Aitor Ramos, sin olvidarlos de Koikili Lertxundi, que inicialmente iba a comenzar esta última campaña en el filial, pero su rendimiento convenció a Joaquín Caparrós y se hizo un hueco en la primera plantilla.

Jugadores como Gaizka Bergara, Urko Arroyo, Raúl Fernández y Beñat Etxebarria también han contado para el primer equipo en alguna ocasión.

Meritoria temporada del Bilbao Athletic

Kike Liñero afronta su segunda temporada al frente del filial rojiblanco. Además de seguir formando jugadores y de seguir surtiendo al primer equipo cuando es necesario, el Bilbao Athletic ha logrado una más que meritoria undécima posición, lejos de cualquier apuro. Los descensos de Real Valladolid B, Real Sociedad B y Deportivo B dejan a las claras la dificultad que entraña para un filial esta categoría.

Hay que destacar, el asentamiento en el primer equipo de Etxeita, además de los debuts de Xabi Etxebarria, Ander Iturraspe, Adrien Goñi y Eneko Bóveda.

Otra temporada más, el Basconia ha servido para que jugadores muy jóvenes, tengan su primera experiencia futbolística en una categoría complicada. Peio Agirreroa ha trabajado duro con todos ellos y el equipo ha estado todo el año hacia la mitad de la tabla para acabar en séptima posición.

2009-10 Luis de la Fuente afronta su primera oportunidad al frente del Bilbao Athletic tras dos temporadas como delegado del primer equipo. No es una temporada fácil. El equipo acaba la temporada en el puesto decimoquinto con dos puntos más que el Sestao River. Hay que destacar los minutos jugados por Iñigo Pérez, Eneko Bóveda, Aketxe y Xabi Etxebarria con el primer equipo.

2010-11 Luis de la Fuente sigue al frente del Bilbao Athletic, con la intención de hacer un buen papel y con el objetivo de seguir formando jugadores para surit al primer equipo. Se consiguen los mismos puntos de la temporada anterior aunque se mejora en la clasificación. Aurtenetxe, Igor Martínez, e Ibai Gómez dispusieron de minutos en el primer equipo, y hay que destacar a Borja Ekiza, que dio el salto ante el Málaga en la jornada 18 y se quedó hasta el final de la competición con el primer equipo, disputando un total de 21 partidos.

2011-12 Llega Cuco Ziganda al Bilbao Athletic. Tras su experiencia en primera división al frente de CA Osasuna y Xerez, Ziganda vuelve a los banquillos. Con una plantilla muy joven, el equipo acaba octavo. Ibai dio el salto al primer equipo para quedarse de forma definitiva y también podemos destacar los debuts en primera división de Ramalho y Ruiz de Galarreta.

2012-13. Brillante temporada la del equipo de Ziganda. Tras las 38 jornadas de liga el filial rojiblanco terminó en tercera posición, por detrás de Alavés y Eibar que consiguieron el ascenso a Segunda A. El Bilbao Athletic eliminó al Levante B en la primera eliminatoria por el ascenso y cayó por penaltis ante el Huracán de Valencia en la segunda.

2013-14. Cuco Ziganda sigue al frente del Bilbao Athletic. Como suele suceder, caras nuevas en la plantilla pero las mismas ganas de ilusionar y de trabajar para formar jugadores para el primer equipo, sin olvidar competir.

El equipo dio la cara en todo momento y llegó a la última jornada con la posibilidad de entrar entre los cuatro primeros y disputar el play off de ascenso. La derrota en Leganés lo impidió. Un punto separó a nuestro equipo del cuarto puesto.

2014-15. Cuarta temporada de Cuco Ziganda al frente del Bilbao Athletic y, de nuevo, una plantilla muy renovada, pero con la misma ilusión de siempre. El equipo comenzó muy fuerte en casa y le costó más sacar puntos fuera de Lezama, pero poco a poco fue instalándose en los puestos de arriba.

Además en el mercado de invierno perdió a Kepa, que marchó cedido a Ponferrada y a Iñaki Williams, al que reclutó Valverde para el primer equipo.

Aún así, el equipo aguantó, de tal manera que en el último partido en Huesca pudo lograr la victoria y acabar como campeón de grupo, y sólo un gol de los oscenses a cuatro minutos del final lo impidió.

Clasificados para el play off de ascenso, fueron cayendo el Villanovense, un rival áspero, pero que con paciencia, convicción y lucha hasta el último minuto, se marchó de San Mamés eliminado con todo merecimiento. Después le tocó el turno al UCAM Murcia, que cayó por la mínima en La Catedral y los de Ziganda hicieron buena esta victoria logrando un sufrido empate en Murcia.

Sólo quedaba el último paso y el rival era el Cádiz. Nuestro equipo derrotó al equipo gaditano por dos goles a cero en un fenomenal partido y en la visita al Ramón de Carranza, en una mañana terrible para jugar al fútbol, el Bilbao Athletic aguantó el tipo pese al gol tempranero del Cádiz e incluso en el último minuto consiguió un empate que daba el merecido premio a la extraordinaria temporada de los cachorros. El Bilbao Athletic ascendía a la Liga Adelante y sería el único filial de la categoría en la siguiente temporada.

NUESTROS PATROCINADORES:
BBK New Balance IMQ San Miguel
Hosting oficial: Hostalia - Se abrirá una nueva ventana
CONTACTO (+34) 94 424 08 77 PUBLICIDAD AVISO LEGAL Y POLÍTICA DE PRIVACIDAD COOKIES MAPA WEB

© 2000-18 Athletic Club

Guggenheim Bilbao  Bai euskarari