Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. ok
.: Athletic Club - Web Oficial :.
EUSKARA     CASTELLANO     FRANÇAIS     ENGLISH
Twitter  Facebook  Google +  Youtube  Instagram
FEMENINO
SÁBADO, 21 DE JULIO DE 2018

Orígenes

La unión entre el Athletic Club y el Leioa E.F.T. para la campaña 2002-03 supuso que nuestra entidad tuviera un conjunto femenino en la máxima categoría del fútbol estatal. Las magníficas campañas realizadas por las chicas de Iñigo Juaristi las llevaron en dos años de militar en categoría territorial a subir a la división de honor, denominada Superliga. Esto supuso que el proyecto de fútbol femenino rojiblanco comenzase en la elite desde el primer momento y, por tanto, con las máximas aspiraciones.

El Leioa E.F.T. resultó al final de la temporada regular campeón del grupo I de la categoría nacional. Entre los seis ganadores de cada grupo disputaron una liguilla divididos en dos clasificaciones. En el grupo 1, el Rayco canario se impuso al Rayo Vallecano y al Atlético Jienense. El Leioa hizo lo propio en el grupo 2 frente al Barcelona y al Amigos del Duero. Por tanto, ambos clubes disputaron la final a doble partido. En su visita a Las Palmas, las leioaztarras arrancaron un valioso empate a cero, y en el partido de vuelta, las jugadoras bizkainas endosaron un contundente 7-0 a las insulares.

Un club joven

El fútbol femenino apareció en Bizkaia en 1970. Kemen de Durango, Ekintza de Zeberio, Soberano de Arratia, Gorantza de Galdakao, Maiona de Sondika, Byas 96 de Bilbao, Basauri, Zamudio y La Arboleda fueron algunos de los equipos pioneros que participaron en torneos de fiestas populares. Las dificultades que encontraron para seguir fueron muchas y la mayoría de ellos se vieron obligados a desaparecer. Tan solo sobrevivió el Sondika con el nombre de Txorierriko Neskak.

Primer campeonato estatal

El primer campeonato estatal se organizó en la temporada 1982-83. La Federación Vizcaína pudo reclutar únicamente a los equipos de Ollargan y Txorierri, resultando este último vencedor del choque a dos partidos. En la temporada 83-84 aparecieron los clubes de Amorebieta y San Francisco y un año después, Orduña y Rekalde.

El 6 de mayo de 2000 un grupo de personas que hasta entonces se encontraba vinculado al C.D. Sondika fundó el Leioa E.F.T.. La mayoría de las jugadoras del Sondika pasaron a integrar la nueva plantilla. Desde entonces, este club colabora con los centros de enseñanza para formar a jugadoras de fútbol 7 y cada verano organiza un torneo con equipos internacionales. La localidad burgalesa de Trespaderne acogió el 20 de agosto de 2000 el primer partido de las blaugranas del Leioa, que superaron por 1-5 al N.B. Multiópticas. La loiutarra Iraia Iturregi marcó el primer gol de la historia de este club. Dos meses más tarde, el 1 de octubre, Arantza Andrés tuvo el honor de marcar el primer tanto oficial en la victoria por ¡21-0! frente al Elorrio.

Sin conocer la derrota

En la temporada 2000-01, el Leioa compitió en categoría territorial, ocupando el primer puesto al final de la temporada regular. El ascenso a la nacional no supuso freno alguno en la competencia de sus jugadoras, sino todo lo contrario, ya que volvieron a estar en los más alto en la campaña siguiente.

Este primer puesto les permitió participar en la fase de ascenso que les abrió las puertas a la Superliga. En estos dos años, el Leioa no ha conocido la derrota ni en la Liga regular ni en el play-off, y tan sólo ha empatado dos encuentros.

Además del equipo que compitió en categoría nacional, desde septiembre de 2001 ha existido un segundo equipo del Leioa E.F.T., que consiguió el quinto puesto en la liga territorial, amén de una escuela de fútbol femenino, en colaboración con el Ayuntamiento de la localidad. Más de 30 alumnas, con edades comprendidas entre 12 y 15 años, componen un universo de futuro muy esperanzador para el fútbol femenino en Bizkaia.

El optimismo fue la constante en la directiva, técnicos y jugadoras, de cara a las posibilidades del equipo en la Superliga, no en vano eran conscientes de que el salto suponía un nuevo ritmo de juego y, sobre todo, una calidad de los equipos rivales muy superior a la de los que se habían enfrentado hasta ahora.

El gigante de la Superliga era el Levante, campeón con seis puntos de diferencia sobre el Puebla. Marcó 116 goles y sólo encajó 12. Sus números se podían equiparar a los del Leioa: 123 goles a favor y 19 en contra, con catorce puntos de diferencia sobre el Lagunak y Eibartarrak. La escuadra granota, cantera de la selección estatal, también se proclamó campeón de la Copa de la Reina. El Athletic Club fue el único representante vasco de la categoría en su debut en la misma.

Estreno en la Superliga con título

El Athletic Club dio un vuelco a las estructuras del fútbol femenino, al adjudicarse el campeonato de Liga en su estreno en la élite. Las jugadoras dirigidas por Iñigo Juaristi solventaron todas las dudas y sobrepasaron con creces las expectativas que en torno a la nueva sección deportiva se habían planteado. No podemos obviar la gran acogida que ésta ha tenido entre la masa social rojiblanca, cuya máxima cota se alcanzó el 27 de abril de 2003.

Aquella inolvidable mañana, San Mamés se abarrotó para presenciar in situ la victoria del Athletic Club ante el Hispalis sevillano, un triunfo que abría de par en par las puertas de la Liga para las jugadoras rojiblancas. El título de campeón de la Superliga llegó con los mismos puntos que el hasta entonces invencible Levante, que cosechó peor diferencia de goles particular con el Athletic Club.

La tremenda implantación que el nuevo equipo ha tenido no ya sólo a nivel de Bizkaia, sino en todo el ámbito del Estado español, ha supuesto todo un espaldarazo para una especialidad deportiva que desde sus inicios vive instalada en un estado permanente de estancamiento. El Athletic Club ha aportado una importantísima dosis de savia nueva al fútbol femenino y es preciso aprovechar su tirón para lograr que este deporte logre despegar de una vez por todas. Con la resaca del título liguero, cuyas celebraciones se extendieron incluso hasta las más altas instancias del Gobierno Vasco -recepción por el lehendakari Juan José Ibarretxe en Ajuria Enea incluida-, las jugadoras rojiblancas atacaron el doblete, siendo eliminadas en semifinales por el equipo onubense del Estudiantes tras un rocambolesco 5-5 cosechado en el partido de vuelta celebrado en Lezama. En la ida, las de Juaristi habían caído por 1-0, en la que había supuesto su segunda derrota de la temporada. La primera había acaecido en la segunda jornada ante el Sabadell siete meses antes.

Las leonas en Europa

El Athletic Club femenino debutó el año 2003 en la UEFA Women's Cup, tras conquistar su primera Superliga. Las jugadoras dirigidas por Iñigo Juaristi realizaron una brillante competición, a pesar de quedar eliminadas tras perder en San Mamés ante el FFC Frankfurt.

Dos de dos, la Superliga no se resistió

El Athletic Club E.F.T se proclamó por segundo año consecutivo campeón de la Superliga. El proyecto se reveló como plenamente consolidado. Las chicas entrenadas por Iñigo Juaristi revalidaron su condición de campeonas en una temporada en la que sus rivales se habían reforzado al máximo, lo que aumenta si cabe el mérito del título que ellas hicieron posible. El Athletic Club, se ganó por méritos propios el derecho a participar de nuevo en una nueva edición de la prestigiosa UEFA Women's Cup, la máxima competición continental.

Tres de tres

El Athletic Club sumó su tercer título de Superliga consecutivo. Las jugadoras de Iñigo Juaristi consumaron la hazaña en la última jornada derrotando al F.C. Barcelona en el Mini Estadi. La gesta rojiblanca contó con el mérito añadido de haberse producido sin encajar una sola derrota en su casillero.

Las espadas estuvieron en todo lo alto hasta el último suspiro. El mano a mano entre el Levante y el Athletic Club cayó finalmente del lado bilbaino. Tres puntos separaban a rojiblancas y granotas. La victoria rojiblanca en Catalunya y la del Levante en casa frente al Sevilla en al jornada de clausura provocaron que la diferencia de puntos se mantuviese inalterable y que la Superliga tomase de nuevo color rojiblanco.

Quedarán grabadas para siempre en nuestra memoria las imágenes de la plantilla festejando por todo lo alto el título por las principales calles de la capital bizkaina y la sensacional respuesta, de nuevo, de la afición del Athletic Club, que se echó a la calle para estar cerca de sus jugadoras en el recibimiento del que fueron objeto el 26 de abril.

Superliga, temporada de transición

La Superliga 2005/06 será recordada como la temporada de transición. El Athletic Club se vio obligado a ceder al empuje de equipos que ya llevaban años dando muestras de su creciente potencial. A la cabeza de ese pelotón de equipos el que más fuerte tiró a lo largo de esos meses de competición fue el RCD Espanyol de Barcelona. Tiró y tiró hasta que dejó descolgados en la clasificación a todos los equipos menos a uno, el Sevilla, el único que fue capaz de de aguantar la rueda de las blanquiazules. La Liga se decidió en el último metro, sobre al línea de meta, en el último partido y lo hizo para viajar desde Bilbao hasta Barcelona. El Athletic Club, dominador absoluto de la competición desde su puesta en escena hace tres años, concluyó el ejercicio en la quinta posición.

Tras una serie de ajustes en el organigrama ténico de la sección femenina se hizo cargo del equipo Juan Carlos Iza. Con él en el banquillo arrancó la temporada. El equipo necesitaba tiempo para adaptarse a los cambios, pero no lo hubo, porque el inicio de la competición oficial era inminente. Esta circunstancia se dejó notar en los primeros partidos. Ahí el Athletic Club perdió terreno con respecto a sus perseguidores y se le complicó sobre manera la reedición del título, a pesar de que quedaban muchos meses por delante. Meses y partidos en los que las jugadoras se partieron la cara con sus rivales, cada día más competitivas, tratando de rearmarse a base de victorias. Las fueron sumando, pero no en la proporción que hubiesen deseado. Aún así, queda la satisfacción de saber que se dejaron la piel en cada campo, en cada lance de los 26 partidos que tuvieron que afrontar entre septiembre y abril, amén de los duelos coperos en los que se midió al Rayo Vallecano.

A rey muerto, rey puesto. El Athletic Club cedió al RCD Espanyol el trono del que se había hecho dueño y señor los tres años anteriores. Las catalanas hicieron doblete, se llevaron la Liga en un mano a mano de infarto con el Sevilla, que se dejó tres puntos vitales en la última jornada precisamente frente al Athletic Club en Lezama. Las andaluzas se dejaron los puntos y un mar de lágrimas tras de sí, ya que la victoria de las rojiblancas le dio el título de la Superliga a un Espanyol que fue el gran dominador de la temporada, ya que también derrotó al Lagunak de Barañain en la final de Copa disputada en Valencia. Lo consiguió en la tanda de penaltis.

Eliminadas sin perder

El Athletic Club realizó el verano pasado su tercera incursión consecutiva en la competición europea de clubes más importante. Holanda fue el destino en agosto de 2005. En el sorteo, al equipo rojiblanco le tocó en suerte el grupo A3 con los equipos de Glasgow City, el Saestum y el Rapid Wezemaal. El técnico, Txabo Aragüés llevó las riendas del equipo que se estrenó con victoria, además contudente, 6 a 2 frente a las campeonas de Escocia. El segundo compromiso del Athletic Club se jugó dos días más tarde, el 11 de agosto. Se midió al Rapide Wezemaal de Bélgica. Fue un partido mucho menos generoso en goles que el primero. El Athletic Club ganó 3 a 0, pero sufrió durante el trascurso del partido la baja de Eli Ibarra.

Sólo pasaban a la siguiente ronda el primero del grupo, así que se lo jugaban todo a una carta en el último partido ante el Saestum Holandés. A las locales les valía el empate. El Athletic Club tenía que ganar. Lamentablemente no fue así. No se pudo con el cuadro holandés, que sumó el punto que le hacía falta para pasar. El choque acabó con empate a uno. El Athletic Club cayó eliminado pese a no perder ni un partido. La eliminación del Athletic Club a las primeras de cambio en la rueda de cuartos de final de Copa vino a dar carpetazo definitivo a una temporada de transición para el fútbol femenino rojiblanco.

La cuarta Superliga

Vuelve Iñigo Juaristi para encarar la nueva temporada. La plantilla no sufre cambios excesivos y desde el principio se ve que el equipo puede aspirar a lo más alto. Y así es. El equipo se hace muy fuerte en casa. donde sólo cede un empate y fuera mantiene una regularidad, cayendo sólo ante Levante y Rayo, llegando a la última jornada dependiendo de sí mismo. Una victoria ante el Torrejón en un San Mamés entregado servía para volver a ganar la Superliga. Al final no se pudo pasar del empate a cero, pero el Espanyol tampoco pudo ganar su partido, y Bilbao volvió a ser una fiesta.

Otra vez en Europa

Se inicia la temporada con la vuelta del equipo a la UEFA Women's Cup y de nuevo faltó muy poco para superar la primera fase. La derrota ante el Bardolino por un gol a cero supuso el adiós al sueño europeo. En la Liga no fue una temporada fácil. Levante y Rayo apretaron mucho desde el principio y las rojiblancas se descolgaron del dúo de cabeza. Aún así, el tercer puesto obtenido demuestra que el equipo lo dio todo y trabajó muy duro hasta el final. En Copa tocó el Rayo Vallecano. El equipo madrileño era el único que había ganado los dos partidos de Liga a las rojiblancas, y en Copa ocurrió lo mismo.

2008-09. El Athletic comienza la temporada de nuevo con las ilusiones puestas en conseguir competir por el título liguero. Aún así la superioridad del Levante, y especialmente del Rayo Vallecano se impone, terminando las rojiblancas otra vez en el tercer puesto de la clasificación. En Copa, otra vez la suerte fue esquiva en el sorteo, siendo el FC Barcelona el rival de las rojiblancas. Pese a la victoria por 2-1 en la ida, en la vuelta las azulgranas fueron superiores y se impusieron por 3-0.

2009-10. Comienza la temporada con un importante cambio en la forma de la competición. Primero habrá tres grupos de ocho equipos y después se formarán otros tres grupos, también de ocho equipos, que pelearán por diferentes objetivos. En la primera fase, el Athletic Club termina primero por delante del Prainsa Zaragoza, lo que le da derecho a formar parte del grupo de los ocho mejores clasificados, que se jugarán el título. Espanyol y Rayo terminan por delante de nuestro equipo, terminando de nuevo la competición en un meritorrio tercer puesto. Hay que destacar que a mediados de febrero, Iñigo Juaristi decide abandonar sus funciones como máximo responsable del primer equipo y Alberto Berasaluze será quien lleve las riendas hasta final de temporada. A partir de este momento Juaristi, el técnico con mejor palmarés de la Superliga femenina, (4 títulos) se dedica en cuerpo y alma a su labor como coordinador general del fútbol femenino del Athletic Club. En Copa, tras eliminar a la UD Las Palmas, el Athletic cae en cuartos ante el FC Barcelona.

2010-11. Primera temporada de Alberto Bersaluze al frente del primer equipo del Athletic. Tras quedar en segunda posición en la primera fase empatando a puntos con la Real Sociedad SAD, de nuevo el tercer puesto es el conseguido por nuestro equipo al final de la competición liguera, tras Espanyol y rayo. En Copa se elimina al Lagunak y se cae en cuartos ante el campeón de liga, el Espanyol de Barcelona. Al terminar la liga, Alberto Berasaluze deja su cargo y será Juan Luis Fuentes quien le sustituya.

2011-12. El equipo de Juan Luis Fuentes hace una temporada inolvidable. Sólo pierde un partido en toda la liga, que se vuelve a jugar en una única fase a ida y vuelta y termina la liga en segundo lugar, por detrás del FC Barcelona que se mantuvo muy firme hasta el final. En Copa, por fin se llega a una final. Tras eliminar al campeón, al FC Barcelona, la final se juega ante el Espanyol. Sólo el escandaloso arbitraje de Lesma López, pudo con nuestras jugadoras que cayeron en la prórroga tras jugar con dos jugadoras menos debido a la diferente vara de medir del señor colegiado. Una meritoria temporada a la que sólo le faltó la guinda de un título.

2012-13. El Athletic fue líder hasta la última jornada. En ella, el rival era el FC Barcelona, segundo en la clasificación. A las rojiblancas les valía el empate, pero no pudo ser. El partido se jugó en San Mamés y la derrota dolió aún todavía un poco más si cabe. En la Copa, tras el varapalo sufrido en liga, el equipo cayó en los cuartos de final ante el Atlético de Madrid.

2013-14. Nueva temporada con un doble objetivo: Competir por estar lo más arriba posible en la Liga y llegar lo más lejos en Copa y si es posible ganarla por primera vez en la historia del club.

En la Liga se volvió a conseguir el segundo puesto, pero a diferencia de la temporada anterior, el FC Barcelona cogió una ventaja amplia de puntos y el campeonato tenía ganador varias jornadas antes de terminar.

En Copa, primero cayó el Valencia, después el Levante y en al final esperaba el FC Barcelona. Tocaba jugar en Ceuta, en el Alfonso Murube. Es decir, la final se jugaba a más de 1.000 kilometros de Bilbao y Barcelona y en un campo de hierba artificial.

Pasaron los noventa minutos y persistió el 0-0. Un gol de Jenny adelantó a las blaugranas en la prórroga, pero Nekane consiguió el empate y fueron los penaltis quienes decidieron el equipo campeón. El FC Barcelona marcó los cinco e Irene falló el suyo, por lo que la Copa marchó para Barcelona.

2014-15. La gran novedad de esta temporada era que el segundo puesto en la clasificación iba a dar derecho a participar en la próxima edición de la Champions League, circunstancia de la que hubo confirmación a tres jornadas del final, pero no pudo ser. Una vez más el FC Barcelona tomó ventaja muy pronto y el Atlético de Madrid se hizo con la segunda plaza. Por eso quizás el resultado final fuera amargo: tercer puesto y a las puertas de poder jugar competición europea.

En Copa se estrenó formato. Los 8 primeros clasificados jugaron la Copa en campo neutral. Tocó en liza el Valencia y se impusieron las ches por 2-1 en cuartos de final.

Hay que destacar, que por primera vez, cuatro de nuestras jugadoras, Eli Ibarra, Erika, Irene y Ainhoa,pudieron estar presentes en un Campeonato del Mundo.

NUESTROS PATROCINADORES:
BBK New Balance IMQ San Miguel
Hosting oficial: Hostalia - Se abrirá una nueva ventana
CONTACTO (+34) 94 424 08 77 PUBLICIDAD AVISO LEGAL Y POLÍTICA DE PRIVACIDAD COOKIES MAPA WEB

© 2000-18 Athletic Club

Guggenheim Bilbao  Bai euskarari