Athletic Club VS Real Zaragoza 17/12/2011 | Athletic Club Website Oficial
Jornada 17

Athletic Club2 : 1Real Zaragoza

Susaeta7'
Toquero86'
Ponzio22'(p.)
Vídeo resumen
Estadio
San Mamés
Localidad
Bilbo
Fecha
17/12/2011
Hora
20:00
Fecha y hora
17/12/2011 - 20:00

Pese a las trabas, a la tercera, la vencida

Athletic Club 2 R.Zaragoza 1El Athletic Club se ha reencontrado con el triunfo en casa…

17 de dic. de 2011

Athletic Club 2 R.Zaragoza 1


El Athletic Club se ha reencontrado con el triunfo en casa tras derrotar 2-1 al Real Zaragoza a pesar de jugar cincuenta minutos, más de la mitad del partido, con un jugador menos. Susaeta y Toquero han logrado los goles rojiblancos y Ponzio, de penalti, el visitante. A la tercera ha sido la vencida y, por fin, uno de los equipos que consecutivamente ha llegado a San Mamés ocupando posiciones precarias en la tabla no se lleva botín alguno. Fin de año para la Liga con 22 puntos, cerca de posiciones europeas y con la firme intención de cerrar 2011 con la clasificación para los octavos de final de la Copa en el bolsillo.

En la ya invernal jornada, que ha ofrecido una tímida tregua para que nuestro exjugador y exentrenador que a tantos otros tantos simboliza, Rafa Iriondo, haya recibido el caluroso homenaje de San Mamés, la noche se ha cerrado con un triunfo tan justo como sufrido. Una vez más solo uno de los dos contendientes ha creído, con sus virtudes y sus defectos, en la posibilidad de obtener el triunfo y además lo ha hecho superando más dificultades de las habituales que, son los tiempos, podrían denominarse colaterales.

Todos sabemos que debutar en San Mamés es una prueba de fuego y para un colegiado no iba a serlo en menor grado. A decir verdad, no creemos que, una vez revisado el dvd del match, el trencilla pueda colegir que se trata del debut soñado. Lo peor es que ese día malo tirando a peor ha condicionado sobremanera la propuesta futbolística del Athletic. Además, si un posible recurso ante el Comité de Competición y una posterior aceptación del mismo no lo remedian, Javi Martínez no podrá empezar el año 2012 jugando en Liga.

Hasta que el central no ha tenido que ir a ducharse antes de lo previsto, el partido llevaba un camino más cercano a la placidez que al sufrimiento, con un Athletic que movía la pelota (el césped de San Mamés de nuevo muy bien) por abajo, que jugaba en vertical y buscaba primero, y encontraba después, huecos con los que desarbolar al actual colista. Para el minuto 7 el marcador señalaba ya un tranquilizador 1-0 tras percatarse Susaeta de un intento de cesión de Juárez desde el centro del campo y regatear a Roberto para marcar a puerta vacía tras dos intentos anteriores, minutos 3 y 5, en los que su buena colocación entre líneas le había permitido recibir para encarar al guardameta, quien sin embargo había repelido ambos intentos de inaugurar el luminoso.

En descargo del debutante, señalar que acertó de pleno al desautorizar a uno de sus asistentes que levantó la banderola al recibir Susaeta, en la creencia de que el pase era de un compañero rojiblanco. Las cosas no han cambiado, el Athletic ha seguido dominando e incluso Amorebieta, quien se estrenaba como capitán, ha podido marcar de cabeza, pero su remate tras rebotar en Toquero y salir fuera, ha sido bautizado como córner.

La plácida noche se ha visto sacudida de manera inesperada. Lafita se ha beneficiado de un par de rebotes, se ha internado en el área y cuando se disponía a fusilar a Iraizoz, Javi Martínez le ha rebañado el balón con su larga pierna y ha podido enviar a saque de esquina. Que mejor modo de pasar a los anales en su estreno en La Catedral que con una decisión de semejante calado. Penalti y si era penalti, al menos ha sido consecuente, la tarjeta roja era lo suyo.

Ponzio ha establecido la igualada desde los once metros y la cuesta se ha tornado muy empinada. Setenta minutos por delante y un jugador menos. Iturraspe ha tapado provisionalmente el hueco, Iñigo Pérez se ha retrasado, pero el Athletic no ha encontrado ni ritmo, ni pausa para reorganizarse, ni criterio para hacer de nuevo daño. A la vez, o casi, el colegiado ha dado la impresión de que pretendía compensar. Ha bajado el nivel de exigencia para mostrar/ver las cartulinas amarillas y Lanzaro,

Ponzio y Antonio Tomás han abierto la veda. Bajo el criterio empleado hasta ese momento Ponzio y Antonio Tomás han hecho merecimientos para ver la segunda amarilla. Por el contrario, ha sido Lanzaro el damnificado tras una mano en campo del Athletic, aunque faltaba aun muchísimo tiempo para poder jugar de igual a igual.

Entre cartulinas y otras zarandajas, el Athletic no cambiaba el sentido del partido ni desde la labor defensiva y menos a la hora de golpear al rival. Bielsa ha introducido a San José en el lugar de Iñigo Pérez para intentar de ganar algo de salida del balón y adelantar a Iturraspe. Con uno u otro esquema la producción hasta el descanso se ha limitado a un chut alto de Susaeta a saque de falta en la prolongación. Mientras tanto el Zaragoza agradecía el guiño del destino sin arriesgar lo más mínimo.

Con tarea extra de todos los “jóvenes” jugadores para hacer lo suyo y tapar el hueco del compañero, el equipo inicial lucía insultante edad media de algo más de 23 años, y tras un chut fuera de Lafita en rápido contragolpe, nuestro equipo ha pasado a controlar la contienda. Enfrente el Zaragoza tenía un plan, como ha reconocido su técnico en rueda de prensa, y no era otro que dejar que la contienda madurara, algo que ha conseguido escenificar en torno a la hora de partido tras infructuosos intentos de Toquero, desviado el rematar de cabeza, y mejor al disparar por bajo a las manos de Roberto. El Athletic estaba demasiado lejos de llegar con peligro a los dominios de Roberto.

Al mismo tiempo el colegiado hacía de todo menos amigos en la grada, desde las decisiones más sencillas a las jugadas polémicas, ha creado un caldo de cultivo que se ha mezclado con la llegada de la conciencia a la afición, una especie de ya vale de empates y derrotas reales versus victorias morales, lo que ha activado al equipo en una fase de nuevo marcada por la posesión y los intentos, pero también por las pocas opciones reales de marcar.

Y en plena catarsis, ha llegado la segunda cartulina a Lanzaro tras cortar éste un balón con la mano en campo del Athletic Club. Diez contra diez y veinte minutos por delante. Si en la anterior coyuntura el Zaragoza hacía que se empezaran a cruzar apuestas sobre el minuto de la cartulina amarilla a Roberto, las pérdidas de tiempo se multiplicaban. Además Aguirre ha dado entrada a Abraham en el lateral izquierdo para colocar a Paredes de central.

La cosa también habría cambiado, para bien en este caso, de concederse un bonito gol a De Marcos en el minuto 72, pero a pesar de que parecía estar en situación correcta, el sufrimiento permanecía presente. Zuculini ha reemplazado a otro tarjeteado, Antonio Tomás, mientras Herrera se unía al club e Ibai Sustituía a Susaeta en el 78.

De Marcos, quien proseguía dando guerra pese al empellón de Paredes en la primera mitad, ha protagonizado una buena jugada con reverso y disparo final, pero un contrario ha conseguido enviar el balón a córner, tras cuyo lanzamiento Muniain no ha podido llegar a rematar por muy poco. Ya estábamos en el 81.

Las fuerzas estaban igualadas, pero la presión se antojaba mayor para el Athletic Club, creada sobre todo por la sensación de desgaste producida al tratar de interiorizar otro fracaso casero. Felizmente, lo imposible se ha convertido en realidad, y además lo ha sido por la vía buscar y encontrar huecos, asociarse y sobre todo creer en lo que se estaba haciendo. En el 86 Ibai ha metido un balón en profundidad a De Marcos, quien ha enviado un pase raso y fuerte al corazón del área chica donde Toquero ha empujado a la red. Y se acabó.

Esta vez no ha habido faltas innecesarias al borde del área y, ya con David López en el lugar de Toquero, la mayor parte de los minutos han transcurrido en el campo rival y las opciones han sido también rojiblancas con intento de Muniain y media vuelta de Ibai, más alta de lo que habría deseado.

A la tercera ha sido la vencida y la alegría ha sido compartida en campo y grada con la vista puesta ya en la cita del miércoles, a las 22:00 horas en San Mamés, con el único objetivo de hacer bueno el esfuerzo de Oviedo para empezar 2012 jugando la competición de Copa el 4 de enero.