Athletic Club VS FC Barcelona 1/27/2008 | Athletic Club Website Oficial
Jornada 21

Athletic Club1 : 1FC Barcelona

Llorente78'
Bojan35'
Vídeo resumen
Estadio
San Mamés
Localidad
Bilbo
Fecha
27/01/2008
Hora
7:00 PM
Fecha y hora
1/27/2008 - 7:00 PM

Athletic Club 1-FC Barcelona 1: Un punto de orgullo

El Athletic Club y el FC Barcelona han empatado a un gol en San Mamés….

Jan 27, 2008

El Athletic Club y el FC Barcelona han empatado a un gol en San Mamés. Bojan y Llorente han sido los autores de los goles en un clásico de la Liga repleto de ambiente, emoción y alternativas. En el transcurso del mismo el Athletic ha sabido reaccionar y ha vuelto a demostrar que en la misma proporción le cuesta ganar y ser derrotado en su feudo, vamos, que pese a los dos encuentros de Liga ganados en casa hasta la fecha, no es ningún chollo visitar La Catedral.

Además, el equipo ha recuperado la química con su afición después de las dos decepciones en Iruñea y Santander, tanto es así que la igualada ha sido festejada como si de un triunfo se tratase, sobre todo por el desarrollo del partido y la casta mostrada sobre el césped por nuestro equipo.

Las cosas no cambian en exceso en el fondo de la tabla, ahora a un punto de los puestos de descenso, en una jornada repleta de sorpresas que no hacen sino ratificar la igualdad reinante. Antes de pensar en la Liga, llegará el jueves la Copa en un partido para buscar el gol con el cuchillo entre los dientes y en el que la comunión equipo-grada puede y debe jugar un papel muy importante.

El Athletic Club, no era ninguna sorpresa, ha salido con las líneas muy juntas, dificultando en gran medida al Barcelona su juego de ataque. De todas formas, nuestro equipo robaba balones, pero lo hacía muy lejos de la meta rival y tenía problemas en las transiciones, incluso parecía carecer de la fe necesaria para llegar arriba en disposición de hacer daño al rival.

Pese a todo Orbaiz ha tenido la primera ocasión con chut alejado desviado a corner por Valdés en el minuto 2. A pesar de todos los pesares y de tener menos tiempo el balón, la única sensación de peligro la daban los rojiblancos y como muestra tenemos que el Barcelona no haya lanzado a puerta hasta el minuto 17, mediante chut de Messi detenido por Aranzubia. Sin embargo, el blaugrana es un equipo con cantidad y calidad para regalar en sus filas, aunque quizá tengamos que leer alguna nota de humor, como ya ocurriera tras la visita del Sevilla, diciendo más o menos que estaba mermado o en crisis.

Entre Xavi, Iniesta y Deco se turnaban a la hora de sacar la pelota jugada con criterio dependiendo de la presión del anfitrión, mientras que arriba Messi y Bojan cambiaban posiciones, colocándose el argentino en el centro y el joven de Lleida en el extremo, circunstancia que tendría su importancia en el primer gol del partido.

Conforme pasaban los minutos el Barça se ha hecho más dueño aún de la pelota, más o menos hasta la primera media hora de juego. El Athletic ha vuelto a la carga, con un disparo suave de Javi Martínez en el minuto 31 y una ocasión clarísima de Aduriz en el minuto 33, pero tras un centro de David López y pugna ulterior con Puyol, el balón se ha quedado muerto a los pies de Aduriz, quien ha mandado alto por encima del larguero. Una pena que se ha convertido en tragedia y caldo de cultivo de agoreros en el minuto inmediatamente posterior.

El fútbol ha vuelto a abofetear al Athletic, esta vez sin razón, cuando un balón en profundidad a Messi lo ha desbaratado Aranzubia con su salida, recibiendo incluso la falta del delantero, ésta no ha sido sancionada y Deco ha abierto al balón a Bojan quien con calidad ha hecho el 0-1. Como ocurriera frente al Real Madrid, se instalaba ya antes del descanso la impresión de que puntuar iba a resultar difícil.

De cara a la segunda mitad Garmendia y Aitor Ramos han entrado en lugar de Susaeta y Aduriz. Tácticamente David López ha pasado a la banda derecha, Yeste a la izquierda y la pareja recién entrada como delanteros. El equipo ha presionado desde más arriba, saque de puerta incluidos, con todos los riesgos que podía entrañar la medida. El Barça no tenía facilidad para sacar el balón jugado, pero una vez superada la primera línea de presión era más fácil que nuestros defensas fueran encarados con espacios.

Mientras el Athletic Club se acostumbraba a su nueva situación el Barcelona pretendía finiquitar el partido por la vía rápida y ha tenido dos llegadas con peligro: Henry en el minuto 46 y Deco en el 47, pero sus disparos se han marchado fuera.

Otro chut fuera, en esta ocasión de Garmendia en el 48, ha sido el toque de corneta para que el Athletic intimidara al rival. El partido tenía más ritmo y el Athletic más balón y lo recuperaba más rápido, como Javi Martínez en el minuto 55, pero su disparo lo ha atrapado, con palomita incluida, Víctor Valdés. El público ha entendido que ese era el camino y ha agradecido la entrega con ánimos generalizados y escasez de reproches.

En estas Rijkaard ha pretendido, y conseguido momentáneamente, reforzar su centro del campo, con la entrada de Edmilson en lugar de Xavi. Sin embargo, los blaugranas se han rehecho, es decir, tocaba sufrir y correr detrás de balones movidos la mayoría de las ocasiones con criterio. Es más, parecía que el equipo iba a padecer más con la marcha de un derrengado Javi Martínez, quien ha sido sustituido por Llorente en el minuto 68. Dos más tarde Puyol ha gozado de la quizá ocasión más clara, pero su disparo desde cerca lo ha desviado un defensor a corner en el 70.

Con el partido cuesta arriba y el rival esperando rematar en base a su calidad, el Athletic Club ha vuelto a sacar energías para el último arreón. Y de qué manera. Con el público volcado, el balón era robado en zonas calientes del campo adversario y en una de ellas Garmendia, quien ya jugada de pivote tras la entrada de Llorente, ha profundizado por la derecha, ha centrado raso y Llorente, al alimón con Thuram, ha devuelto la ilusión a la grada y al equipo, y lo ha hecho en forma de gol, demostrando de paso las ventajas de entrar al remate en el primer poste.

La locura se ha desatado en las gradas, por el trabajo a destajo realizado, porque da gusto ver capacidad de reacción ante uno de los grandes de la Liga y de Europa y porque el equipo, esta vez con cabeza, ha ido a por el partido. La presión colectiva ha proporcionado interesantes balones en las cercanías del área rival, si bien un disparo raso del debutante en Liga Aitor Ramos en el minuto 84 ha sido la opción más destacada. Valdés ha detenido el lanzamiento y se ha aprestado, entonces ya sí, a sacar pronto.

El Barça lo ha intentado con la entrada de Gudjohnsen por Bojan, pero tampoco andaba sobrado de energías. El sudor, el orgullo de haberlo dado todo y un punto eran ya del Athletic. Ahora queda combinarlo el jueves con efectividad de cara a la meta rival y el empuje de una grada que sabe de su importancia.