Athletic Club VS Slovan Bratislava 1/12/2011 | Athletic Club Website Oficial
Jornada 05

Athletic Club2 : 1Slovan Bratislava

De Marcos15'
Susaeta75'
Sebo39'
Vídeo resumen
Estadio
San Mamés
Localidad
Bilbo
Fecha
01/12/2011
Hora
21:05
Fecha y hora
1/12/2011 - 21:05

Primeros de grupo tras volver a lograr la victoria

Athletic Club 2 Slovan Bratislava 1El Athletic Club ha derrotado 2-1 al Slovan Bratislava gracias…

1 de dic. de 2011

Athletic Club 2 Slovan Bratislava 1


El Athletic Club ha derrotado 2-1 al Slovan Bratislava gracias a los goles marcados por De Marcos y Susaeta. El tanto rival lo ha conseguido Sebo. Un resultado que repite el obtenido en la ida e incluso la secuencia, primer gol del Athletic, empate eslovaco y segundo tanto rojiblanco.

Idéntico resultado que si en la primera jornada de la Fase de Grupos supuso el primer triunfo de la presente temporada, en esta ocasión vale el pasaporte para los dieciseisavos de final como primeros de grupo, lo que quiere decir que el equipo jugará el partido de ida el 16 de febrero lejos de San Mamés y lo hará en La Catedral una semana más tarde. En cuanto a los rivales, siempre desde la relatividad de cualquier sorteo y los vaivenes que dan los equipos en varios meses, con parón invernal incluido para algunos, estos serán o bien los segundos clasificados de los actuales doce grupos, o los cuatro peores terceros de los grupos en liza de la Champions League, excluyendo siempre la posibilidad de enfrentarse en dieciseisavos a cualquier equipo de la misma Liga.

Rival que se decidirá en e l sorteo del día 16 de diciembre, dos jornadas después de visitar París con el objetivo cumplido de largo, por tiempo en cuanto a que estaba conseguido dos jornadas antes del final y por el sobrado margen de puntos. Así las cosas, hasta la cita de febrero, la Liga y la Copa se convierten en los nuevos objetivos a corto plazo, con especial hincapié en la visita que, ya a la vuelta de la esquina, habrá que realizar el domingo al Iberostar Estadi frente al conjunto dirigido por Joaquín Caparrós, quien ha sido, con innegable acierto, nuestro entrenador durante las anteriores cuatro temporadas. Más allá del reconocimiento y de los sentimentalismos inherentes a cualquier reencuentro, item más si es en torno a un pasado reciente, Mallorca y Athletic Club ofrecerán de todo menos facilidades.

Sin embargo, antes de esa cita, el equipo tenía otra con su pasado más reciente aun, léase partido frente al Granada, y había que ver como gestionaba un encuentro diferente pero igual, con un rival de otras características, con otras necesidades, pero que iba a esperar atrás. Vladimir Weiss, admirador confeso de nuestro entrenador, ha planteado el partido con tres centrales, pero durante la mayor parte del choque no se ha valido de ese dibujo para desplegarse en exceso, sino para mostrarnos un 1-5-4-1 que por momentos ha sido harto difícil de superar.

Desde los primeros minutos, los más pesimistas veían un calco del partido del domingo, y los más optimistas vislumbraban más opción de romper la resistencia rival. Tocar y tocar, pero sin precipitación, al menos aparente. Superioridad manifiesta, aunque hasta el minuto once no llegara la primera opción de acercarse al gol, en este caso por mediación de Llorente y su zurda. El ariete debutaba como capitán de inicio y tenía la marca de Dani como máximo artillero europeo a dos goles, y ahí está todavía. Antes del partido había sentido molestias en su rodilla izquierda, circunstancia que ha superado con el paso de los minutos. Empero Bielsa ha decidido que en el descanso se quedara en la caseta.

Tras el inicio de las hostilidades, en un abrir y cerrar de ojos el Athletic ha llegado a la portería rival. Susaeta no ha culminado por poco en el 13, pero en el 15 una penetración suya por la derecha ha terminado con centro, despeje en corto de un defensa y De Marcos, titular en el lateral diestro, ha rematado según le venía con la zurda para colar el balón bajo las piernas de Putnocky. Abierta la lata y visto el primer cuarto de hora, todo se presumía más fácil.

Y más cuando se ha visto que el Athletic no cedía en su empuje, mientras el colegiado no daba su tarjeta a torcer pese a que Guede adquiría méritos a base de manos y el Salzburg marcaba su primer gol ante el PSG. El primer puesto del grupo estaba más cerca.

Sin embargo el Athletic ha empezado a perder el balón en acciones individuales en zonas demasiado alejadas del área rival y casi por inercia los eslovacos se han metido en el partido, primero mediante un tímido intercambio de golpes y luego logrando, por ejemplo, llegar al descanso con más tiros entre los tres palos que los anfitriones. Así, a una situación de peligro bien interceptada por Iraizoz en e l 22, le ha seguido una petición de penalti por parte de Muniain, no lo era, otro zurdazo alto de Llorente en el 26, un zapatazo tremendo al larguero en el minuto 34 tras saque de falta por parte de Halenar (quien más o menos acertó en su rueda de prensa previa al afirmar que su equipo gozaría de dos o tres ocasiones y que se trababa de acertar en ellas) y el empate de Sebo en el 38 al recoger un balón largo de Milinkovic y sortear a Iraizoz para marcar a puerta vacía. Es más, el asistente Milinkovic lo ha intentado en otras dos ocasiones antes del descanso, en ambas con el punto de mira desviado.

Sabor amargo en el intermedio. El Athletic Club era superior, pero la precipitación le había condenado al fracaso en los metros decisivos. Sin cambiar el dibujo, Bielsa ha introducido a Toquero por Llorente y a Iraola por Iñigo Pérez. Iraola se ha colocado en la banda derecha, Iturraspe en el pivote y De Marcos por el centro más adelantado.

En la segunda parte el Athletic ha tenido más paciencia, no para dejar de dominar, pero sí para intentar concluir las jugadas con más tino, mientras que su rival no ha podido crear apenas peligro, si bien paradójicamente por momentos haya jugado algo más expuesto. Herrera no ha llegado por poco en el 46, Toquero no ha tenido opción de sacar partido a una jugada de Susaeta en el 50, Javi Martinez ha rematado forzado de cabeza por encima del larguero y Toquero fuera de volea. Paralelamente, el viento sur, por muy fresco que llegara, no ha hecho mella en la grada y los aficionados se han metido en serio en el partido conscientes del esfuerzo de los jugadores y de la importancia que tenían los tres puntos para lograr lo que al final ha llegado, el cuarto triunfo en esta competición y el primer puesto en el grupo.

Y conforme pasaban los minutos, el Slovan ha bajado los brazos, incapaz de resistir el asedio continuo al que estaba siendo sometido y con posesiones de balón muy limitadas en el tiempo y, por momentos, en e l espacio de su propio campo. Susaeta ha probado fortuna, pero su chut ha rebotado en un defensa. El Athletic estaba más fino, más profundo, pero se topaba con el maldito último pase, como le ha ocurrido en varias ocasiones a Susaeta, por ejemplo en una gran jugada colectiva que no ha podido culminar con un pase atrás a Herrera interceptado en última instancia por un defensa.

Pese a que los acontecimientos le convertían en el involuntario villano de la noche, ha demostrado carácter, en primer término para seguir asumiendo responsabilidades, lanzando faltas e intentando penetraciones y ha obtenido su premio al marcar un gol no muy típico en el, es decir, con la cabeza. Martínez también se ha sumado al asedio, pero su cabezazo se ha marchado por encima de larguero e Iraola ha chutado fuerte, pero a las manos de Putnocky con el Salzburgo aún ganando 1-0 al PSG. Salvo un centro de Milinkovic, atajado por Iraizoz, del Slovan no se esperaba nada.

Por contra era preciso marcar y el Athletic lo ha conseguido en el 76 cuando un medido centro de De Marcos desde la derecha lo ha rematado Susaeta de cabeza en la izquierda, banda en la que le ha tocado moverse durante la segunda mitad.
El gol de Susaeta ha traído más tranquilidad y jugadas para guardar en la retina. En una de ellas, con varias combinaciones, el pase de De Marcos no ha encontrado rematador, en otra Muniain no ha visto a un compañero con mejores opciones, en la posterior el asistente se ha despistado o no ha sido eficaz a la hora de avisar al colegiado, pero Putnocky se ha anticipado a Toquero y le ha robado el balón.

Robar suena fuerte, pero seguro que Herrera se ha sentido, al menos, un pelín hurtado en una incursión por la izquierda de Muniain hasta la línea de fondo, su pase de la muerte lo ha rematado Toquero y ha llegado a Herrera quien ha marcado lo que parecía el tercer gol local. Todo ello en un área con el colegiado, el asistente y el asistente del asistente atentos, pero sin poder ver que cuando Toquero toca hay tres jugadores entre Herrera y la línea de gol. Felizmente no se ha precisado del tercero para que los puntos se quedaran en San Mamés.

De ahí al final vida tranquila lejos del área propia, una sana costumbre, y tarjeta amarilla para Javi Martínez que le impedirá jugar en París. Ningún problema, primero porque la práctica demuestra que las bajas no se notan en el grupo y segundo, porque el choque postrero del grupo no será a vida o muerte para nuestros colores.

Tres puntos balsámicos para ver que el plan de la A a la Z se basa en pilares firmes siempre prestos a ser mejorados y que, a corto plazo, será posible dedicar aún más atención a la Liga y a la Copa, si bien suena raro que este equipo con sus actuales características pueda salir a disputar un partido con cualquier atisbo de relajación.