Athletic Club VS Real Valladolid CF 21/9/2008 | Athletic Club Website Oficial
Jornada 03

Athletic Club2 : 0Real Valladolid CF

Llorente51'
Iraola82'(p.)
Vídeo resumen
Estadio
San Mamés
Localidad
Bilbo
Fecha
21/09/2008
Hora
17:00
Fecha y hora
21/9/2008 - 17:00

Athletic Club 2-Real Valladolid 0: Primer y merecido triunfo

El Athletic Club ha derrotado 2-0 al Real Valladolid, goles obra de Llorente e Iraola,…

21 de sep. de 2008

El Athletic Club ha derrotado 2-0 al Real Valladolid, goles obra de Llorente e Iraola, de penalti, consiguiendo así su primer triunfo en la presente Liga. Además de los tres puntos que dejan, después de otras tantas jornadas, al Athletic en la zona media de la tabla, lo más importante es que el equipo ha disipado las dudas que generó en el partido inaugural y ha demostrado que es capaz de leer bien los partidos y jugar con similar intensidad y determinación durante los noventa minutos.

No era enemigo sencillo el dirigido por Mendilibar, tal y como se pudo comprobar en el último choque de pretemporada y los primeros minutos han sido un compendio de lucha y presión en cada rincón del campo sin ninguna concesión al rival. Ambos equipos querían llegar enseguida arriba, el Athletic superando la línea media rival con balones largos a Llorente y Vélez y el Valladolid con intentos de sacar a los centrales de sitio y salir a la contra. Ejemplo palmario de la igualdad reinante, una de las características que se presumen para esta Liga, es que hasta el minuto 24 no se ha creado ninguna ocasión clara de gol. Ha sido Llorente quien ha rematado un saque de esquina de David López, pero tras ganar la posición el balón se ha marchado fuera.

A partir de ahí el Athletic ya no ha parado y la iniciativa ha sido netamente rojiblanca hasta el descanso. En la jugada siguiente Marcos ha cortado el balón con la mano en el área, pero el colegiado no ha estimado penalti. Parecía una jugada más clara que la que posteriormente ha servido para el 2-0. Nuestros jugadores han seguido a lo suyo y Sergio Asenjo también y gracias a él, entre otros, el Valladolid se ha retirado al descanso sin encajar gol válido alguno. Para empezar ha desviado un disparo raso de David López, quien ya se había cambiado de banda con Susaeta y en el minuto 33 ha desbaratado una ocasión de Ion Vélez, quien se estrenaba como titular. Y cuando el cancerbero no andaba de por medio los pequeños detalles privaban al Athletic de mejor suerte. Por ejemplo cuando una colada de otro debutante en San Mamés, Balenziaga, no ha podido ser rematada por Llorente al resbalar éste en boca de gol o cuando un balón bombeado de David López le ha superado… para marcharse fuera.

Con todo, la ocasión más clara ha llegado en el período de descuento. Balenziaga ha enviado al área, Amorebieta ha cedido el balón de cabeza a Ion Vélez y éste ha marcado. Todo correcto salvo para el asistente. El Valladolid, por su parte, no ha inquietado salvo en un par de envíos altos desde el borde del área. Además, durante la primera parte hemos tenido tiempo incluso de ver algún detalle de humor tras lo vivido durante la semana. Después de las declaraciones del segundo técnico del Valladolid y estar a vueltas sobre las artimañas que presuntamente inculca nuestro entrenador para perder tiempo y escuchar que el suyo “sólo” juega, resulta que hemos visto como enviaban el balón fuera para cortar el ritmo del rival. Vamos, lo que todos los equipos del orbe hacen siempre que pueden y siempre que les conviene.

En la reanudación prácticamente la primera jugada ha sido la mejor opción del Valladolid en todo el partido. Una falta lanzada en corto, que ha cogido a los rojiblancos a contrapié, ha sido rematada por Álvaro Rubio, pero Iraizoz ha repelido el disparo. Quizá para alejar los fantasmas del pesimismo el Athletic Club se ha aplicado en el trabajo para culminar la tarea iniciada en la primera mitad. Llorente y Sergio Asenjo han seguido cada uno en su papel en el minuto 49, gran cabezazo picado y mejor parada. El rechace a los pies de Ion Vélez y su posterior centro no ha encontrado rematador.
No parecía haber modo alguno de marcar, pero el Athletic Club no ha perdido la fe en lo que estaba haciendo y, un par de minutos después, ha trenzado una buena jugada de equipo que le ha permitido abrir la lata. Gurpegi ha rebañado un balón en la medular, Javi Martínez lo ha conducido hasta las cercanías del área, ha dado el balón a Susaeta y éste ha visto como le doblaba Balenziaga y el centro del debutante al segundo palo ha sido rematado, esta vez sí, a gol por Llorente. El tramo más difícil estaba ya recorrido, lo que no ha sido óbice para que el Athletic no diera un paso atrás, sino que ha perseverado en ataque. A Ion Vélez se le ha ido arriba una volea y arriba estaría mirando el colegiado para no ver un empujón en el área a Javi Martínez en el minuto 53.
Antes de la hora Mendilibar ha ordenado desde su palco un doble cambio en pos de la igualada: Víctor y Ogbeche en lugar de Aguirre y Borja, para confeccionar un 4-3-3 más ofensivo, pero igual de ineficaz, tal y como ha reconocido el técnico de Zaldibar en la rueda de prensa posterior. En nuestras filas otro debut, el de Del Olmo, quien ha entrado en el lugar de David López y nada más salir ha gozado de una clara ocasión desbaratada por Asenjo y cinco minutos después su intento de vaselina se ha marchado fuera.
Más madera, Canobbio ha reemplazado a un central, Nano, quedando el ex león Luis Prieto como único baluarte específico en esa zona, mientras Iturraspe conocía San Mamés desde dentro en lugar de Gurpegi. Tampoco ha cambiado el decorado, pero lo exiguo de la ventaja hacía perentoria la consecución de un segundo gol, el de la tranquilidad. Y ésta ha llegado de penalti, quizá mediante el penalti que menos parecía de todos los reclamados. Quizá por eso Iraola ha tenido que lanzar dos veces la pena máxima que el mismo había reclamado ejecutar. Dos veces, las dos bien y las dos a la red. Con el partido encarrilado, una par de escarceos ante Iraizoz y un balón a la madera tras centro de Etxeberria han sido lo más reseñable.
El Athletic Club ha logrado los tres puntos y, de paso, ha dado razones para confiar en una paulatina mejoría, aunque ya se sabe que en el fútbol las tendencias, las situaciones y los puntos de vista cambian en muy poco tiempo. Por eso el triunfo de hoy pasará su reválida el jueves en Huelva.