Athletic Club VS Real Sporting de Gijón 14/12/2008 | Athletic Club Website Oficial
Jornada 15

Athletic Club3 : 0Real Sporting de Gijón

Llorente6'(p.)
Iraola24'
David López31'
Vídeo resumen
Estadio
San Mamés
Localidad
Bilbo
Fecha
14/12/2008
Hora
17:00
Fecha y hora
14/12/2008 - 17:00

Athletic 3 Sporting 0

El Athletic Club ha derrotado por 3-0 al Sporting en San Mamés. Llorente, de penalti,…

14 de dic. de 2008

El Athletic Club ha derrotado por 3-0 al Sporting en San Mamés. Llorente, de penalti, Iraola y David López han conseguido los goles.

Clara victoria en el primer tiempo, tres goles en apenas media hora, y buen e inteligente juego en la reanudación. Así podemos resumir el tercer partido ganado de forma consecutiva en San Mamés y sin recibir gol alguno, aunque como la felicidad no siempre es completa, nos queda ese punto de amargura tras presenciar el choque de Gurpegi con el cancerbero rival y que le ha causado a nuestro jugador la fractura de los huesos propios de la nariz. Un lance que ha llevado por momentos la preocupación a los aficionados que se han dado cita en San Mamés.

Y lo han hecho en un choque que ha reunido todos los ingredientes que se pueden concitar por estos lares: goles, garra, esfuerzo, juego ofensivo por parte de ambos equipos, lluvia sin cesar, campo pesado… y un equipo, el nuestro, que poco a poco sube en la tabla, aunque las matemáticas dicen que el camino tiene aún bastante recorrido.

Pese a que los primeros escarceos han tenido color sportinguista el Athletic Club ha cogido pronto las riendas del partido, abonado a la buena costumbre de los últimos partidos de marcar relativamente pronto en San Mamés. De la mano del gol la tranquilidad y la efectividad llegan antes y, en esta ocasión, ya se han instalado para el minuto 4 de juego cuando el colegiado, irregular ayer, ha señalado un nuevo penalti a Llorente. Entre agarrón y empujón, el delantero ha terminado arrollado, aunque enseguida se ha incorporado para adelantarse a Iraola y David López a la hora de pedir ser el lanzador. Superada la patochada sin cartulina de Cuéllar de intentar despedazar los terrones de la zona del punto de penalti, el delantero ha marcado con suavidad y sangre fría por el centro.

Tras el uno a cero, el Athletic ha perseverado en su manera de jugar, balones profundos, más veces a banda que en otros duelos y rápidas triangulaciones que permitían acercarse al área rival en tres ó cuatro pases. En una de estas ocasiones Susaeta ha elegido un golpeo forzado con la derecha en vez de disparar en carrera con la zurda y el balón se ha marchado fuera. El rival, con el habitual 4-2-3-1, pero sorpresivamente sin Bilic en el once inicial (los entrenadores son así en todos los lugares, que por algo mandan) lo intentaba con balones profundos, pero no ha hallado opción más que en jugadas de estrategia, como una melé que ha terminado en córner.

Por el contrario nuestro equipo, pese a la que estaba cayendo y que ha ido a más conforme avanzaba el duelo, sí sacaba chispas de la estrategia. En otro saque de esquina favorable el lanzamiento abierto de López lo ha cabeceado Llorente, en el segundo palo Ion Vélez, también con la testa, lo ha devuelto al cogollo del área chica y allí Iraola, al alimón con dos defensores, lo ha empujado al fondo de la red. Dos a cero y buena gestión del partido.

Enfrente el Sporting iba dejando jirones de su confianza, aunque Barral lo ha intentado poco antes del tercer gol local, pero su chut se ha ido fuera. El Athletic a lo suyo, bien pertrechado atrás, y muy incisivo. Recién cumplida la media hora Yeste ha metido un gran balón a David López y éste ha resuelto bien con la diestra según le venía. Tres a cero y, posteriormente, otra ocasión del propio David que ha terminado en córner y un cabezazo de Llorente a las manos de Cuéllar. Antes del descanso, de nuevo Barral lo ha intentado, pero aunque ha podido salvar a Iraizoz, Ocio estaba al quite bajo palos.

Preciado lo ha intentado tras el descanso con un doble cambio, Bilic y Michel en lugar de Carmelo y Matabuena. Ha colocado a los suyos en un claro 4-4-2, con el dueto Bilic-Barral arriba, aunque igual de inútil para sus intereses que el anterior esquema. Por el contrario, el Athletic parece empeñado en romper los tópicos negativos que le perseguían: encajar muchos goles, no ganar en casa, empezar los segundos períodos con frialdad… y ha encarado la reanudación sin complejos, aunque la fortuna no le ha sonreído de cara al gol en un cabezazo de Iraola desviado a córner por Cuéllar, en un disparo de Vélez repelido por el cancerbero rival y que no ha podido remachar Susaeta, quien cumplía 21 años, en una buena jugada de Llorente quien tras regatear a dos rivales al borde del área ha disparado fuera por poco o en un cabezazo suyo atrapado por Cuéllar.

El Sporting sólo ha tenido una ocasión, en los pies de Pedro cuando ha rematado raso en el minuto 63 y el balón lo ha detenido Iraizoz, y para cuando se ha querido dar cuenta había trascurrido la mitad del segundo tiempo y el partido parecía más que decidido, ya que el Athletic se mostraba además muy seguro en todos los balones elevados y se permitía pocos lujos. En plena celebración, el archiconocido ardor de Gurpegi le ha llevado a ir con todo a por un balón difícil y la jugada ha terminado mal para centrocampista y guardameta, un final inmerecido para un partido de los que gusta presenciar, sobre todo si el Athletic consigue su victoria más holgada, deja buenas sensaciones y por quinta vez su portería a cero, cuatro de ellas en San Mamés.

Un duelo ganado con toda justicia frente al equipo que, junto al FC Barcelona, mejores estadísticas tenía como visitante, lo que no evitará, sin duda alguna, que muchos de los que han martilleado la semana con las virtudes de los de Preciado nos digan y escriban que el Sporting es más o menos un grupo de amigos. Así también es el fútbol, con sus facetas alegres y amargas en el mismo partido, con los que se van y siempre parece que son mejores lejos de aquí, con las facilidades que siempre da el rival cuando juega contra nosotros, con los goles que sólo se fallan en San Mamés, pero algo tendrá nuestro equipo que le haga ir poco a poco avanzando posiciones, aunque, insistimos, el camino es aún largo y difícil, lleno de peligros y de limitaciones. Por ahora quedémonos con que el Betis es un rival que juega bien al fútbol y que cerrar el año con victoria será tarea complicada, pero los retos son también parte del fútbol e ir alcanzando rivales jornada tras jornada es uno de ellos. Que así sea.