Valencia CF VS Athletic Club 2/10/2010 | Athletic Club Website Oficial
Jornada 06

Valencia CF2 : 1Athletic Club

Aduriz11'
Vicente91'
Gabilondo92'
Vídeo resumen
Estadio
Mestalla
Localidad
Valencia
Fecha
02/10/2010
Hora
22:00
Fecha y hora
2/10/2010 - 22:00

Un flojo primer tiempo condena al equipo

Valencia CF 2 – Athletic Club 1El Athletic Club ha perdido 2-1 en Mestalla ante…

3 de oct. de 2010

Valencia CF 2 – Athletic Club 1

El Athletic Club ha perdido 2-1 en Mestalla ante el Valencia. Aduriz y Vicente han sido los goleadores locales, mientras que Gabilondo, de falta directa, ha logrado el gol de nuestro equipo. Si buscáramos la definición de un partido de dos caras, el disputado ante el actual líder de la Primera División sería un ejemplo muy recomendable. En el primer tiempo el equipo no ha estado, ni de lejos, en los niveles asimilables al resto de partidos anteriores y al hilo de la afirmación surge la eterna duda: ¿Mérito de los anfitriones? ¿Demérito de los visitantes? Sea como fuere, para eso están los técnicos en la materia, el Valencia ha sido superior, muy superior en algunos tramos, desde el principio. En la segunda mitad, por el contrario, el Athletic ha estado más cercano a sí mismo, aunque el resultado final no haya hecho sino ratificar lo dilapidado en la primera parte.

Las cosas no han empezado nada bien. El equipo muy metido atrás, sin capacidad de reacción, con tarjeta tempranera para Llorente y lo que se barruntaba se ha consumado en el minuto 11. La enésima penetración por una de las dos bandas por parte del Valencia ha terminado en internada de Soldado por la derecha y centro al corazón del área donde Aduriz ha cabeceado a la red.

El deseo de reaccionar se ha quedado en la mera intención. Orbaiz ha pasado a jugar más pegado a la banda derecha y Gurpegi al centro y a pesar de que Llorente no ha llegado a rematar un envío de Igor Martínez, ha sido un simple espejismo, porque el sentido del partido conducía hacia el área propia. Y lo peor no ha sido el reguero de ocasiones del cuadro che, sino la impresión de que las oportunidades llegaban sin tener que esforzarse en exceso y la constatación de que el Athletic era incapaz de controlar el partido. Por ejemplo Mata no ha aprovechado una dejada de Pablo en el minuto 19, y a Topal se le ha ido fuera por poco un zurdazo desde fuera del área, Pablo Hernández ha rematado desde cerca y el pie de Iraizoz ha evitado males mayores en el 24 y Aduriz, en posición dudosa, ha desaprovechado una clamorosa ocasión en el minuto 37.

Al menos en los últimos compases de la primera parte el equipo ha despertado, incluso en algunos lances ha movido el balón con soltura hasta llevarlo a zonas más comprometidas para el rival, sin acertar, eso sí, en el pase definitivo. Sin embargo, la superioridad del Valencia ha sido incontestable y para refrendarla el propio Aduriz ha vuelto a gozar de una ocasión en el último suspiro.

Desde los vestuarios ha entrado Susaeta en lugar de Pablo Orbaiz. Durante un par de minutos creíamos estar reviviendo el panorama de la primera mitad, pero en esta segunda el Athletic ha demostrado tener, al menos, capacidad de respuesta y arrestos para dominar el encuentro. En el minuto 50 Llorente ha rematado de cabeza a las manos de César y dos después Gurpegi disparaba fuera, con la derecha, desde el borde del área.

Esta vez el Valencia ha tenido que esperar turno para crear peligro y lo ha hecho Soldado con un empalme que ha salido excesivamente cruzado para sus intereses. Los que han tenido que jugar de negro, para mayor gloria de las instancias futbolísticas que saben que nuestra primera camiseta es rojiblanca y que, acompañada de pantalón blanco, es compatible con la del rival, han visto en sus filas el segundo cambio: Toquero por Igor Martínez, si bien el esquema no se ha movido en exceso.

Es innegable que la imagen ya era distinta, pero nos faltaba algo, llámese suerte, llámese acierto en los últimos metros. Y para más inri, en un intento de remate, Javi Martínez ha chocado con César y minutos después ha tenido que abandonar el campo dejando su lugar a Muniain, cuya entrada ha trasladado a Gabilondo al medio centro, si bien el recién entrado se ha movido también por esa zona.

Emery ha intentado revitalizar su equipo con la entrada de Vicente por Mata, mientras Pablo Hernández era el único que creaba peligro, aunque en dos ocasiones Iraizoz, bien colocado, ha detenido sendos disparos suyos.

El Athletic hacía, entre otras cosas, algo de lo que había adolecido en la primera mitad, la presión sobre la salida del balón del rival, lo que obligaba al Valencia a olvidarse de las bandas y jugar con balones directos, mejor escenario para recuperar la pelota. Con todo, no era el día y para muestra otro botón en el minuto 70, cuando Susaeta ha chutado con mucha intención, pero el disparo ha sido repelido… por Llorente. Con todo el Valencia no estaba nada cómodo y su afición, pese a ser su equipo el líder del campeonato, tampoco.

El partido se ha trabado por momentos. Aurtenetxe y Soldado han visto sendas cartulinas amarillas y Emery, consciente del estado de excitación del delantero, ha optado por retirarle para que entrara Domínguez, quien no es precisamente el ojo derecho de la afición che. Entre ponte bien y estate quieto el Athletic seguía intentándolo por todos los medios, a la vez que acumulaba cantidades ingentes de centros laterales sin rematador, ni siquiera cuando se le caía el balón a César, quien ha sacado de puños bajo los palos un lanzamiento de esquina o mostraba la misma falta de tino cuando Toquero remataba alto en una jugada que parecía más adecuada para Susaeta

La cara B era la lógica apertura de espacios a la hora de arriesgar, una constante en los partidos disputados hasta la fecha contra rivales de la parte alta de la tabla. Ya no estaba Pablo, quien había sido sustituido por Frégoli, pero sí Domínguez, con ganas de redimirse y que ha habilitado a Vicente al filo del minuto 90 para que éste estableciera con tranquilidad el 2-0.

Por encima de todas las dificultades, nuestro equipo puede hacerlo mejor o peor, pero no se rinde. En los tres partidos que ha perdido, dos 1-2 y otro 1-3, la mitad de los disputados, siempre ha ido 0-2 y en el tiempo de descuento ha conseguido marcar y, por un momento, en los tres partidos, el Athletic ha soñado con el empate. En el de hoy, un magistral lanzamiento de falta por parte de Gabilondo amagaba con hacer justicia, pero los postreros intentos han sido en vano y la pesada carga venía arrastrándose desde la primera mitad.

Parón obligado, no se puede ganar siempre antes de cada uno de ellos, y esperanza de que sirva para que los jugadores lastimados, por ejemplo Ustaritz y Javi Martínez, puedan recuperarse.