Real Madrid - Athletic Club
Jornada 12
Liga

Real Madrid - Athletic Club

Real Madrid
Real Madrid
51
Athletic Club
Athletic Club
  • 30'62' Ronaldo
  • 57' Sergio Ramos (p.)
  • 91' Ronaldo (p.)
  • Llorente 40'

fecha

UbicaciónSantiago Bernabéu , Madrid

Imagen, opciones, carencias… y derrota

Real Madrid 5 Athletic Club 1El Athletic Club ha perdido 5-1 frente al Real Madrid….

Athletic Club

Real Madrid 5 Athletic Club 1


El Athletic Club ha perdido 5-1 frente al Real Madrid. Los goles locales han sido obra de Ronaldo -3-, Higuain y Ramos, mientras que el tanto de nuestro equipo lo ha conseguido Llorente. El juego y el resultado no han venido tampoco esta vez de la mano en el enésimo desplazamiento sin premio y con excesivo castigo. Durante a semana, el comentario generalizado hacía referencia a la necesidad de realizar un partido considerado perfecto para poder puntuar en un campo tan difícil como lo es el Santiago Bernabéu y al final así ha sido.

Buenas pinceladas, descaro, ganas de ir a por el partido, todo lo contrario al equipo que espera ser degollado en el matadero del área, pero también pequeños detalles que se convierten en grandes obstáculos, como el trabajo del guardameta rival en momentos claves del partido y deficiencias a la hora de defender, carencias que se notan más aún ante rivales de gran pegada como es el caso que nos ocupa y hoy nos preocupa.

Y ni siquiera se puede echar la culpa al empedrado del colegiado que lidera la estadística menos buena para con nuestros colores. Después de dimes y diretes, Undiano ha tenido de todo. Parece que el gol de Llorente viene precedido de posición de fuera de juego, a Susaeta le han pitado un penalti cuando menos dudoso, aunque parecía bien forzado por Di María y el jugador que ha metido tres goles quizá no habría tenido tiempo para hacerlo si el consejo del reglamento en cuanto a recibir amonestación por simular caída hubiese sido aplicado, primero en una salida de Iraizoz y posteriormente en una falta señalada a San José. Como se puede leer en un libro muy conocido, “cosas veredes, amigo Sancho”. Item más, ha quedado perfectamente demostrado que se pueden pitar dos máximos castigos, a favor o en contra, en un mismo partido y no pasa absolutamente nada.

Al fin y a la postre demasiado castigo, y van…. Sobre todo teniendo en cuenta que en la primera mitad las ocasiones claras de gol por parte de ambos equipos han estado repartidas, como el acierto, y que ha sido nuestro equipo el que ha avisado primero, concretamente en el minuto dos de juego, tras una buena jugada de Llorente, quien tras superar a los dos centrales, ha visto como Casillas amortiguaba lo justo para que Pepe salvara bajo palos.

El Real Madrid no conseguía dar continuidad a su juego. Eran chispazos como una chilena muy desviada de Ronaldo o un disparo de Di María que, tras rebotar en Martínez, ha sido atajado por Iraizoz. Bajo la batuta de Orbaiz, quien regresaba al once inicial junto a Amorebieta, de inicio en el lateral zurdo, y sobre todo por la banda derecha del ataque propio, el Athletic amagaba y no daba. El Real Madrid, en cambio, no necesitaba nada y en el minuto 20 un pase interior por el centro de la zaga de Di María a Higuain ha terminado con la pugna de éste ganada a Amorebieta y San José y el primer gol en el casillero madrileño. Demasiado fácil y ha podido ser peor de acertar Ramos en un cabezazo franco, tal y como ha repetido en la segunda parte.

Sin que descendiera el ritmo del choque, el Athletic ha empezado chocando contra el “pequeño” detalle de la actuación del portero rival, hasta que se ha convertido, también por enésima vez, en un gran problema: la labor de Casillas, quien parece crecerse ante nuestro equipo. Una volea de Susaeta y un remate de Llorente han quedado en agua de borrajas y, como siempre, ese tipo de detalles acaba siendo preludio de algo peor. Así ha sucedido a la media hora de juego y tras un córner a favor. Como suele mencionar nuestro entrenador el tic, tic, tac caracteriza al Real Madrid y en un contragolpe fulgurante Ronaldo ha puesto el dos a cero tras pase de Özil.

Tras cada gol en contra llegan momentos de zozobra y en ellos, además del primer piscinazo de Cristiano, Higuain ha estado a punto de marcar, si bien el Athletic ha demostrado que no se daba por vencido y ha recortado distancias antes del descanso. Para la cita que el Athletic tiene con el gol en todos y cada uno de los partidos oficiales disputados hasta la fecha, Llorente, vaya sorpresa, ha sido el elegido tras un pase de Gabilondo no atajado del todo por Casillas, un rechace, remate posterior y el balón suelto ha llegado al ariete para poner el 2-1 en el minuto 40. Antes del intermedio Susaeta, renqueante aún del golpe recibido en su clavícula derecha, ha puesto un buen balón que Llorente no ha conseguido alcanzar por esperar un centro más bombeado.

En la segunda mitad Aurtenetxe ha suplido al lesionado Ustaritz y Amorebieta ha regresado al puesto de central zurdo. El Athletic Club ha salido con renovadas ilusiones y dispuesto de ratificar su buen juego de la primera parte, mientras el Real Madrid cambiaba de banda a Di María y Ronaldo y la verdad es que ha ganado el trabajo defensivo por donde más daño le hacían los rojiblancos, si bien la sucesión temprana de los acontecimientos, es decir, que el partido ha quedado demasiado pronto visto para sentencia, no ha podido comprobar con más minutos la eficacia de la permuta.

Susaeta, de falta, le ha dado el primer sobresalto a Casillas en el 53, pero el cancerbero ha desviado de puños, y al de tres minutos Di María ha caído al contactar premeditadamente rodilla con rodilla y Ramos ha transformado el penalti. Se puede decir que ahí ha finalizado el choque, pero las calamidades se han seguido acumulando. Al de muy poco tiempo Muniain, lastimado en su clavícula izquierda, ha tenido que dejar su puesto a Iñigo Pérez, quien se ha colocado de segundo punta. Amorebieta ha visto la cartulina amarilla y en la falta resultante el trallazo de Ronaldo ha cogido un efecto inesperado e Iraizoz no ha podido reaccionar como hubiera deseado. Cuatro a uno.

El Real Madrid ya con espacios a elegir, metía miedo en las contras y para colmo Javi Martínez se ha tenido que conformar como uno de sus chuts se estrellaba en el larguero con el portero ya batido, antes de que el colegiado señalara penalti, este bien claro, de Amorebieta al recién incorporado Granero. Ronaldo, tras avivar el debate sobre la paradinha y su adecuación al reglamento, ha hecho el 5-1.

Con todo, demasiado castigo que habrá que olvidarlo antes posible. Ahora se trata de recuperar/mantener la solidez en San Mamés para tratar de solventar el déficit defensivo de visita en el próximo destino, Donostia.