Real Sociedad VS Athletic Club 2/10/2011 | Athletic Club Website Oficial
Jornada 07

Real Sociedad1 : 2Athletic Club

Llorente34'
Llorente70'
Vídeo resumen
Estadio
Anoeta
Localidad
Donostia
Fecha
02/10/2011
Hora
12:00
Fecha y hora
2/10/2011 - 12:00

Estreno liguero pese a rival, fatiga y calor

Real Sociedad SAD 1 Athletic Club 2 El Athletic Club ha vencido 1-2 a la…

2 de oct. de 2011

Real Sociedad SAD 1 Athletic Club 2

El Athletic Club ha vencido 1-2 a la Real Sociedad SAD. Llorente ha conseguido los dos goles rojiblancos, uno en cada tiempo y ambos con el pie, e Iñigo Martínez, desde su propio campo, el del cuadro local. Los rojiblancos siguen con la buena racha de la última semana, empate frente al Villarreal y victoria contra el PSG, para sumar su primer triunfo liguero, además a domicilio, con justicia tras ser superiores en el cómputo general, si bien el conjunto local tuvo opciones de dar a la vuelta al resultado durante los veinte primeros minutos de la segunda mitad.

Nuestro equipo ha hecho frente con entereza al rival (seis meses sin perder en casa y en su derbi del año), al horario del partido (ha comenzado sólo 61 horas después del final del encuentro europeo ante el PSG y con los donostiarras sin competir entre semana) y al calor reinante (lo de los horarios es de tesis doctoral) para reafirmarse en lo que hace y en cómo lo hace, un buen principio para marcarse metas más ambiciosas.

Tras el triunfo llega un paréntesis de dos semanas sin competición salvo para Llorente, Javi Martínez (a expensas de su evolución) Amorebieta y Muniain, hasta degustar el nuevo capricho del calendario, léase de los operadores televisivos. Mientras tanto, mejor posición clasificatoria y más tranquilidad para trabajar.

Después de los espaguetis matinales, el Athletic ha salido a mandar, con sus virtudes y sus defectos, pero con una idea clara, ser el protagonista del derbi desde el primer momento, por filosofía de juego y porque necesitábamos ganar como el comer para certificar que la cosa mejora. El equipo se ha tomado a pecho el lema con el que han posado en apoyo a Kilometroak, “Klik”, y se ha aprestado a encender el interruptor del bien jugar.

En el segundo minuto una colada de De Marcos, de nuevo centrocampista hoy, se ha topado con la mano de Bravo, el rechace ha llegado a los pies de Llorente, pero su disparo ha terminado contra el poste. Al de poco Gurpegi ha rematado de cabeza por encima del larguero y el Athletic ha seguido con la iniciativa, aunque los donostiarras se han colocado muy juntos y las penetraciones eran más costosas.

El termómetro rondaba los 30 grados, algo más en las gradas, y la sensación térmica no mitigaba la del peligro rojiblanco. Un disparo lejano de Zurutuza que ha terminado en córner y un cabezazo a las manos de Iraizoz en el saque posterior han sido el primer, y único, peligro realista en la primera parte.

No parecía que los visitantes fueran los de rojiblanco. El balón circulaba con paciencia en un césped un poco más alto que de costumbre y enseguida las ocasiones han regresado al casillero de nuestro equipo. De Marcos, desde lejos, se lo ha puesto fácil a Bravo, quien lo ha tenido más difícil en el 24 cuando Muniain, dolorido pero de la partida, ha iniciado una galopada desde el centro del campo y se ha plantado delante del cancerbero, quien ha repelido su disparo. El mismo Muniain ha chutado contra un defensa y poco después, en el 34, Llorente se ha reencontrado con el gol.

De Marcos, desde la derecha, le ha pasado el balón al centro del área, el delantero se ha girado y con la punta del pie derecho ha desviado el balón a la red cuando el portero iniciaba la salida. Premio merecido al juego desplegado hasta ese momento y tranquilidad hasta el descanso.

Como era de prever, con el cansancio como segunda amenaza más cercana, la Real Sociedad se ha estirado y ha conseguido, aunque sin peligro real, meter a nuestro equipo atrás. Perdida la superioridad en la medular y la capacidad de presionar la salida de balón por parte de los centrales y de Illarramendi, los blanquiazules han creado un par de semi-ocasiones, como una volea alta de Zurutuza, y otro lance con el mismo protagonista tapado por el ayer central Javi Martínez, además de reclamar penalti por caída de Iñigo Martínez. El Martínez del Athletic ha recibido al de poco el impacto del cuerpo de Griezmann y, mientras parte de la grada reclamaba fuera pisado, ha sido retirado en camilla antes de emprender camino del hospital. Afortunadamente todo ha quedado en un golpe y en un susto.

Iturraspe ha entrado por Gabilondo y en el lío posterior a la retirada de Javi Martínez, a la hora de juego Iñigo Martínez se ha aprovechado de los coletazos de un bote neutral para marcar un golazo con la zurda desde su propio campo. Y como ocurre en este tipo de duelos fratricidas, la locura se ha apoderado de esos momentos posteriores. Y eso a nuestro equipo le viene fatal. De hecho ha sido en esa tesitura cuando la Real Sociedad ha tenido, por primera y única vez en el partido, la sensación de que podía llevarse el gato al agua.

Javi Martínez había dejado ya su puesto a San José y el modesto hombre del soñado hat-trick, Griezmann, ha superado la salida de Iraizoz, pero el disparo afortunadamente ha tropezado con el poste. El centro posterior ha traído un testarazo de Agirretxe y una gran parada de Iraizoz. Y sin más agobios reales, los anfitriones han visto como el encuentro volvía a la dinámica de la primera mitad, con un Athletic quizá menos incisivo, pero igual de efectivo.

En el minuto 70, diez después del empate, un balón largo al hueco de Amorebieta ha sido rematado según venía con la derecha por Llorente, para establecer el definitivo 1-2. Restaban veinte minutos, pero el Athletic ya no se ha desordenado, ha conseguido posesiones más largas y ha reaccionado bien a las salidas de Sarpong, por Zurutuza, y Joseba Llorente, por Griezmann. Además, con espacios e intentando superar el cansancio generalizado, ha gozado de opciones a la contra como un disparo de Llorente atajado por Bravo, un contragolpe en el que De Marcos no ha visto a Iraola solo en la derecha, y Toquero, quien ha sustituido a Susaeta, ha gozado de dos opciones, una desbaratada por un defensa y otra por Bravo.

No se necesitaba más porque el resultado nos daba tres puntos con los que sumar cinco y abandonar el agujero de la clasificación. Tal y como se reflejaba en las últimas semanas, las sensaciones y el juego eran alentadoras y, por contra, las matemáticas desalentadoras. Del mismo modo, decíamos, y decimos, que es demasiado pronto para sacar conclusiones, tanto para lo bueno como para lo malo.

Y hoy, tras la victoria, se puede decir lo mismo aunque con puntos estemos mucho mejor, pero es demasiado pronto para echar campanas al vuelo y también para los que por la mañana con experimentados gritos de “A segunda”, mentaban la soga en casa del ahorcado.

La Liga es muy larga, para bien y para mal, y la ruleta de la fortuna televisiva nos depara doble ración en San Mamés: otro derbi el lunes 17 a las 21:00 horas y partido europeo ante el Salzburgo 72 horas justas después. Por encima del cansancio y demás impedimentos, esperemos que los resultados sigan acompañando al juego.