Villarreal CF VS Athletic Club 26/2/2012 | Athletic Club Website Oficial
Jornada 25

Villarreal CF2 : 2Athletic Club

Marcos Senna10'
Nilmar69'
Llorente62'
Susaeta67'
Vídeo resumen
Estadio
El Madrigal
Localidad
Vila-real
Fecha
26/02/2012
Hora
12:00
Fecha y hora
26/2/2012 - 12:00

Un buen punto en mañana de alternativas

Villarreal 2 Athletic Club 2 El Athletic Club ha igualado a dos goles en el…

26 de feb. de 2012

Villarreal 2 Athletic Club 2

El Athletic Club ha igualado a dos goles en el campo del Villarreal y cierra una exigente semana con un buen resultado que nos permite seguir mirando a los puestos punteros de la tabla. Senna, de falta, ha adelantado a los locales; Llorente y Susaeta, en el segundo tiempo han dado la vuelta al marcador y Nilmar ha establecido la igualada definitiva en un encuentro abierto y muy disputado. La duda final es si el equipo ha merecido llevarse más puntos o no. Ahora, una semana sin partido de competición, aunque los compromisos internacionales exigirán a la mayor parte de la plantilla antes de preparar el compromiso ante la Real, en el que no estará Iturraspe al haber visto su quinta amarilla.

El comienzo del choque ha sido equilibrado, puesto que no es novedad que nuestro equipo intente asumir desde el pitido inicial el protagonismo del partido. Un centro de Iraola interceptado por Diego López y un contragolpe en el que Susaeta ha demorado un pase a Toquero que parecía lo más lógico. Sin embargo, en el minuto 10 una falta de Herrera muy bien ejecutada por Senna ha supuesto el 1-0.

Los rojiblancos no han reaccionado, y aunque el cuadro local no ha creado excesivos problemas, los apuros tampoco han menudeado. Podemos relatar un trallazo de Valero por encima del larguero y un chut aparente de Martinucchio que ha acabado en saque de banda favorable a nuestros colores.

Poco a poco el Athletic ha despertado, más o menos a la altura del minuto 25. En esta nueva fase las llegadas a zonas de riesgo eran variadas, pero las opciones abiertas no encontraban traducción práctica y, entonces, la estrategia se ha convertido en un asidero para recordar al rival que el peligro existía, pero no solo para nosotros. Primero David López (titular hoy en un partido en el que no estaban los habituales Amorebieta, Muniain y De Marcos) en lanzamiento de falta desviado, luego Senna, en otro chut de falta bien repelido por Iraizoz, y de nuevo David López con intervención de Diego López. Entre medio, sendos chuts desviados de Martinucchio y Susaeta han puesto algo de pimienta a la contienda.

En el Villarreal la lesión de Marco Ruben le ha abierto las puertas a Nilmar y, de nuevo a balón parado, Javi Martínez ha estado a punto de marcar de cabeza en el 41 tras un córner lanzado por Iñigo Pérez, otro de los titulares menos habituales en El Madrigal. La respuesta ha venido de la mano de sendos cabezazos elevados de Cani, éste franco, y otro más forzado de Nilmar.
Ene l descanso Llorente ha reemplazado a David López. Nada más empezar se ha visto que la segunda mitad iba a ser otra cosa. Como en la primera parte, Valero y Cani miraban más hacia adelante que hacia su propia portería, lo que facilitaba la ofensiva del Athletic, pero entrañaba peligro a la contra y más teniendo en cuenta que Nilmar parecía enchufado. En resumen, que se presumía espectáculo… y más para cualquier espectador al que no le fuera nada en el envite.

Las ocasiones han comenzado a menudear, aunque quizá las rojiblancas hayan estado más cerca del gol. Primero Gonzalo lo ha intentado de chilena, mientras Aurtenetxe veía la cartulina amarilla a instancias del cuarto árbitro, ya que el colegiado no había visto la mano. Por cierto con Iglesias Villanueva el Athletic no conoce la derrota en los cuatro encuentros por él dirigidos.
En nuestro turno Llorente la ha tenido, y bien clara, en el minuto 53 pero su testarazo a centro de Iraola se ha marchado fuera por poco. Nilmar ha chutado blandito a las manos de Iraizoz y en el 58 el Villarreal ha tenido su opción más nítida tras un intento de sacar el balón desde atrás en una jugada arriesgada, Martinucchio se ha hecho con el esférico y cuando lo tenía más fácil ha disparado fuera.

Senna, a la hora de partido, ha lanzado a los dominios de Iraizoz y, sin tiempo para el relax, en el 61 Llorente ha empatado, de cabeza, a centro de Toquero. Con menos calor y un ritmo elevado los acontecimientos han seguido su frenético devenir. Iñigo Pérez ha visto cartulina amarilla y a Nilmar se le ha ido un chut raso fuera por poco. Enseguida un vertiginoso contragolpe ha posibilitado el pase en profundidad de Herrera a Susaeta y el chut de éste con la zurda, su hábitat natural hoy, se ha alojado en la red pese a ser tocado por López.

Camuñas ha suplido a Cani, lo que ha obligado a Valero a cambiar de banda. Enfrente Ekiza ha entrado por Iñigo Pérez para colocarnos con defensa de tres. Su puesta en práctica se ha visto condicionada muy pronto, ya que en el 68 Nilmar se ha aprovechado de un balón no sujetado por Iraizoz para empujarlo a la red. No se vayan, que aún queda más. Una veintena larga de minutos por delante, dos equipos en pos de la victoria y dos aficiones apoyando, ya que han sido numerosos los rojiblancos presentes.

A Llorente, trece goles ya en Liga, le han hecho un penalti relativamente claro, pero no lo han señalado. Oriol ha disparado desviado en el 73 y a Iturraspe le han sacado la quinta amarilla que le impedirá alinearse el domingo que viene ante la Real Sociedad.

Martinucchio ha chutado desviado y cada avance tenía marchamo de ocasión. Ambos entrenadores han agotado sus últimos cambios con Ibai por Toquero en nuestras filas y Hernán Pérez en lugar de Martinucchio. Iraizoz ha desviado bien un chut de Camuñas y aún quedaba más por ver, casi todo favorable.

De hecho, la claridad de la ocasión de Llorente en el 87 ha sido pareja a la del día, pero su chut con la izquierda lo ha salvado Diego López con el codo, casi sin darse cuenta. El cancerbero ha seguido acumulando protagonismo, parejo al de Ibai Gómez. En el 89 ha detenido su chut y en el 91 otro más difícil lo ha conseguido repeler. Y para terminar Susaeta ha disparado fuera. La suerte no nos ha acompañado en los últimos instantes, pero al menos no se ha cumplido la funesta tradición de encajar un gol del rival, sobre todo porque el equipo estaba casi siempre en la portería contraria. No está mal del todo para un conjunto que, gracias del calendario, hace menos de 72 horas había jugado un intenso partido de competición europea.

Un punto para seguir mirando hacia arriba con la clásica duda en el ambiente: ¿Un punto ganado o dos perdidos? Pregunta para la que el fútbol, afortunadamente, no tiene respuesta.