RC Deportivo VS Athletic Club 13/4/2008 | Athletic Club Website Oficial
Jornada 32

RC Deportivo3 : 0Athletic Club

Coloccini31'
Sergio63'(p.)
Filipe79'
Vídeo resumen
Estadio
Riazor
Localidad
A Coruña
Fecha
13/04/2008
Hora
17:00
Fecha y hora
13/4/2008 - 17:00

Deportivo 3 Athletic Club 0: Se acabó la buena racha

El Athletic Club ha perdido 3-0 en Riazor. Coloccini, Sergio de penalti y Filipe han…

13 de abr. de 2008

El Athletic Club ha perdido 3-0 en Riazor. Coloccini, Sergio de penalti y Filipe han marcado los tantos locales. Con la derrota se da por finalizada una racha de seis partidos consecutivos sin perder y aunque una vez completada la jornada nuestro equipo es ahora décimo, se mantiene a la misma distancia en la tabla clasificatoria, dos puntos, con respecto al puesto más cercano que da acceso a una competición europea.

Parafraseando un famoso best-seller, al séptimo día descansó. Se terminó la racha y el Athletic, evidentemente contra su voluntad y muy bien arropado por su afición, encajó la mayor goleada de la temporada en Riazor ante un rival que aún sigue en racha y que tras el dos a cero no ha tenido excesivas dificultades en redondear el marcador y en completar una plácida recta final de partido.

Conscientes ambas escuadras de las trayectorias ascendentes del rival, el respeto se ha impuesto durante casi toda la primera mitad. El Athletic Club ha pretendido revertir las virtudes del sistema deportivista con dos contra uno en bandas a la hora de atacar y defender, teniendo más suerte por el flanco derecho propio que por el izquierdo, donde Wilhemsson ha creado muchísimos problemas, sobre todo en la primera mitad.
Pese a todo, la primera opción clara ha sido para Llorente en el minuto 8 al rematar de cabeza un centro de Koikili, pero el testarazo ha carecido de la fuerza necesaria para sorprender a Aouate.

Un disparo de Xisco ha terminado en corner en el minuto 13, pero como ha sucedido en varias jugadas, un defensor rojiblanco se ha interpuesto en la trayectoria del balón. El Deportivo achuchaba, aunque de manera irregular con opciones para Lafita mediante cabezazo fuera en el 18 y gran trallazo de Xisco repelido por Armando en el 24. Con cero a cero en el marcador David López ha gozado de una buena ocasión tras despeje fallido de Aouate que el propio cancerbero ha corregido enviando a saque de esquina.

Desgraciadamente dos minutos después ha llegado el 1-0. Desgraciadamente en uno de los peligros conocidos del Deportivo, las jugadas de estrategia. Desgraciadamente con participación de los hombres que más efectivos son en esas circunstancias, los tres centrales, con saque de Sergio al área, cabezazo de Pablo Amo al centro, toque de cabeza de Lopo al otro lado y remate a gol de Coloccini, de cabeza por supuesto.

La celebración del gol ha sido el colofón, o el inicio según cómo se mire, de una especie de desmesurada vendetta casi tan generalizada como incomprensible para con un entrenador que ha estado dos temporadas en un club y lo ha abandonado por voluntad propia. El fútbol claro que es así, sin duda, pero en el fragor de cualquier afrenta propia o ajena se olvida que, además de ser casi siempre irracional, da infinidad de vueltas y a una velocidad de vértigo como les suele ocurrir, por citar un ejemplo, a los que desean descensos a sus visitantes y ahora se ven sumidos en la lucha por escapar de la quema.

Pero el partido ha seguido sin pausa. Si antes del gol el Athletic había tenido su ocasión, inmediatamente después del mismo Garmendia le ha robado el cuero a De Guzmán y su pase lo ha rematado Llorente topándose con Aouate, Xisco ha cruzado en exceso el balón en el minuto 35 y en el 37 Javi Martínez ha probado fortuna desde fuera del área. Equilibrio en el primer tiempo y reanudación sin cambios.

Para empezar la segunda mitad podemos anotar una cartulina amarilla a Lopo en el minuto 47, cuestión que salvo otra tonalidad casi ni se reseña, si bien en esta ocasión tiene ligazón con una postrera jugada. Antes de ésta Javi Martínez ha rematado fuera, por poco, de cabeza en el minuto 48. Ya en el 55 de juego una internada de Llorente ha sido cortada en falta al borde del área por Lopo, lo que parecía la segunda tarjeta amarilla para el defensa, pero los criterios de Daudén Ibáñez son inescrutables, o demasiado evidentes, y unidos al buen juego del conjunto local, no han ayudado en nada en Riazor. Como curiosidad, decir que el Deportivo nunca ha perdido en su feudo con el mencionado trencilla.

Sin expulsión, la falta ha sido lanzada por David López, quien regresaba al once titular, pero tanto el primer remate de cabeza de Llorente y como el posterior fuerte chut de Iraola han sido desviados por Aouate. Al de poco Aduriz ha suplido a Garmendia sin cambios en el esquema y Riki a Wilhemsson. Lafita se ha ido a la derecha y el recién incorporado a la izquierda, pese a que al de poco de entrar haya tenido una buena oportunidad mediante un disparo alto con la derecha.

Más fortuna ha tenido en el minuto 62 cuando el colegiado ha considerado que una entrada de Amorebieta era penalti. Jugada discutible, pero no para el árbitro. Sergio ha establecido el 2-0 y en ese momento se puede dar por finalizada la contienda. Muñoz (lesionado al de poco de salir) ha sustituido a Ocio en el minuto 66, colocándose Javi Martínez como central, mientras que Cuéllar regresaba al equipo en el minuto 75 para sustituir a Gabilondo. David López ha pasado a la izquierda.

Pese a todo el panorama no ha cambiado y salvo un cabezazo de Amorebieta en el minuto 70, que no ha entrado por poco, la iniciativa, el disfrute y las ocasiones han sido del Deportivo con espacios y la tranquilidad suficiente para mover el balón: Xisco ha rematado de cabeza al poste, Armando ha desviado al larguero un envenenado balón de Filipe en lanzamiento de falta, le ha detenido otro a Xisco, pero no ha podido evitar con su salida el 3-0, obra de Filipe. Y si Armando sigue atesorando balones en los palos, en parecida medida recibe ‘recuerdos” imborrables en sus propias carnes. En esta ocasión los tacos de Taborda en su muslo.

Más allá del dolor físico, a buen seguro ha dolido más el golpe anímico pese a que como queda dicho el Athletic sigue a la misma diferencia del primer puesto que da acceso a una competición europea, la Intertoto, concretamente a dos puntos. Está muy bien que una vez cumplido el objetivo de evitar los agobios clasificatorios todos nos pongamos metas más altas y la ilusión por bandera, pero no deja de ser aplicable la referencia anterior a la rueda del fútbol que no cesa de girar y, para no volvernos locos, no está de más recordar de dónde venimos a la hora de valorar la situación actual y el listón a superar.

Ahora sólo queda pensar en derrotar al Valencia el domingo en San Mamés para que la racha negativa sea lo más efímera posible y, mientras tanto, quedarnos con los que prefieren perder una vez tres a cero que tres veces uno a cero.