RCD Mallorca VS Athletic Club 2008-11-9 | Athletic Club Website Oficial
Jornada 10

RCD Mallorca3 : 3Athletic Club

Cleber Santana11'
Arango58'
Arango75'
Iraola43'(p.)
Ion Vélez79'
Llorente91'
Vídeo resumen
Estadio
Ono Estadi
Localidad
Palma de Mallorca
Fecha
09/11/2008
Hora
17:00
Fecha y hora
2008-11-9 - 17:00

Mallorca 3 Athletic 3

La capacidad de reacción y el mejor juego han propiciado la igualada. Iraola, de penalti,…

2008ko aza. 9a

La capacidad de reacción y el mejor juego han propiciado la igualada.


Iraola, de penalti, Ion Vélez y Llorente han logrado los goles rojiblancos. Cléber Santana y Arango (2) han marcado para los locales.

Se ha detenido la racha negativa en Palma y aunque el 3-3 final no alivie las penurias clasificatorias, el Athletic Club ha demostrado que tiene la fe y, sobre todo en la segunda parte, el fútbol necesario para salir del atolladero.

Podemos considerar que el empate obtenido por Llorente en el tiempo de descuento sabe a victoria, podemos pensar que el inicio de partido hacía difícil imaginar que nuestro equipo fuera a puntuar, pero también se puede pensar, y con fundadas razones, que el Athletic Club, gracias además de por la fe mencionada, al amor propio y a la fuerza demostrados, ha podido irse con la victoria ya que amén de los tres goles, ha marcado un cuarto sobre el que sobrevuela la incógnita en torno a los motivos de su anulación. Podemos pensar que ha debido gozar de algún máximo castigo más a favor y hemos visto que ha mantenido a su rival lejos del área durante toda la segunda parte.

Bien es verdad que los dos golazos de Arango que desequilibraban el marcador después del empate al descanso eran imparables, pero la pena es que han sido los únicos lanzamientos tras la reanudación aparte de un chut de Varela, casi al final, que ha rebotado en un defensor rojiblanco.

Un maremágnum de emociones en la décima jornada, aunque por momentos pareciera la 37. Una final anticipada después de sufrir la cuesta de octubre, no estamos para dejar pasar el calendario, que ha comenzado fría con un Mallorca que llegaba a las inmediaciones del área con mucha facilidad, demasiada, y que además remataba casi siempre. Tanto es así que sin darnos cuenta Cléber Santana ya había puesto de cabeza el 1-0 en el marcador a los 11 minutos de juego.

Aduriz y todas sus virtudes eran la referencia ofensiva local con muchos buenos dominadores del cuero a sus espaldas y el cuadro bermellón esperaba una contra para empezar a sentenciar. El Athletic sufría para inquietar a Lux, mientras los anfitriones apretaban mediante un cabezazo de Nunes, un lanzamiento de falta por parte de Arango, un chutazo de Varela en el minuto 34 que Iraizoz ha enviado a córner y un testarazo alto de Aduriz. Pese a todo, los acercamientos del Athletic Club existían, pero eran tan numerosos como imprecisos. No llegaba el gol y en su ausencia al Athletic se le aparecían los fantasmas cuando reclamaba Llorente agarrones o empujones en el área o cuando en el minuto 39 su cabezazo era sacado bajo palos por Jurado, el mejor y más activo jugador local durante el primer período.

En pleno toma y daca, la cosa ha podido empeorar cuando un cabezazo de Mario Suárez ha botado en el área chica para salir por encima del larguero y el sol ha vuelto a brillar cuando el colegiado ha señalado penalti en el minuto 42, no se sabe si por empujón o por mano de Ramis, parece que por lo segundo aunque no llega a tocar el balón. Iraola ha dejado que Aduriz aconsejara a su guardameta para colocar el balón en el lado opuesto.

Balón de oxígeno antes del descanso y, se supone, propósito de enmienda que sí se ha notado en la reanudación. Yeste ha reemplazado a Etxeberria y ha empezado jugando por detrás de Llorente, aunque en numerosas ocasiones intercambiaba su posición con Martínez y Orbaiz.

Como queda reseñado el Mallorca ha sido tremendamente efectivo con dos espectaculares goles, pero la iniciativa del juego ha sido del Athletic Club, y las ocasiones y la pesadilla de volver a hacer merecimientos para puntuar y tener que volverse de vacío ha ido tomando cuerpo. Si Gabilondo ha sido el primero en probar Lux, en el minuto 57 una dejada de Aduriz y un tremendo chut cruzado de Arango han supuesto el 2-1 y la automática reordenación del esquema rojiblanco. Ion Vélez ha ocupado el puesto de Gabilondo y Yeste se ha escorado a la banda izquierda. El Athletic porfiaba y el Mallorca seguía a lo suyo, balones largos a Aduriz y a esperar porque Jurado ya no era el de la primera parte. Arango tampoco.

Si a nuestro equipo se le achacaba venirse abajo con los goles en contra y llegar justo de gasolina a los segundos tiempos, el partido de hoy vale, además de para sumar de nuevo, para desmontar los dos tópicos antes citados. En el minuto 61 un buen cabezazo debajo de Llorente lo ha sacado Lux junto al palo y en el rechace Llorente ha sido objeto de un empujón que parecía penalti. En el 62 ha sido más hiriente, porque Llorente ha conectado un perfecto cabezazo a gol, pero lo ha anulado Medina Cantalejo. Para rizar el rizo Nunes, aunque parece que involuntariamente, tocaba con la mano en el minuto 63. Después del arreón Ion Vélez no acertaba con una volea cercana tras dejada del omnipresente Llorente.

Y si no quieres taza, toma taza y media. Vuelta a las andadas en el minuto 78 con dejada de Aduriz y chutazo “mordido” del venezolano, pero igual de efectivo: tres goles a uno a falta de un cuarto de hora. Momento en que más de uno entonaba la marcha fúnebre, sin reparar en que el Athletic Club tenía aún las suficientes dosis de orgullo para pelear. Rabia para luchar por no aumentar la racha de derrotas consecutivas en Liga a seis y para así poder empezar la semana con un dato positivo.

Para dejar de creer en brujas o en la suerte del colista en potencia.
Empero, en el día que algunos, con ánimo de revolver en lo que ya no tiene vuelta a atrás, planteaban el duelo no entre Mallorca y Athletic Club sino, entre el ex león Aduriz versus Ion Vélez/ Llorente y, curiosamente, los dos han “mojado”. Ion Vélez ha anotado su segundo tanto en Liga tras recoger entre líneas un pase de Yeste y batir con el exterior a Lux. Había luz al final del túnel y no era el tren que venía de frente.

Mientras Manzano movía sus piezas para mantener el tono ofensivo, o al menos la sensación de peligro, dando entrada a Webo y Trejo en lugar de Arango y Aduriz, nuestro equipo lo seguía intentando… al final, en el minuto 91, el recién entrado Susaeta ha puesto un balón de oro a Llorente y éste, por fin, ha hecho justicia a su buen partido y el Athletic, aunque sea a medias, a sus merecimientos.

Es un pequeño paso y ahora queda, que no se le olvide a nadie, superar la asignatura copera en Huelva y empezar a hacernos fuertes en San Mamés, porque, más que necesario, el domingo será imprescindible ganar.