Valencia CF VS Athletic Club 2/12/2007 | Athletic Club’s Official Website
Matchday 14

Valencia CF0 : 3Athletic Club

Yeste32'
Llorente60'
Llorente91'
Highlights
Stadium
Mestalla
Location
Valencia
Date
02/12/2007
Time
21:00
Date and time
2/12/2007 - 21:00

Valencia 0 Athletic Club 3: Un partido redondo

El Athletic Club ha hecho un partido redondo en su visita a Valencia, derrotando 0-3…

2 de dic. de 2007

El Athletic Club ha hecho un partido redondo en su visita a Valencia, derrotando 0-3 al conjunto local gracias a los goles de Yeste, en lanzamiento de falta, y dos de Llorente. Ya era hora de ganar con suficiencia y con tranquilidad y, para hacerlo, nuestro equipo ha elegido un contexto y un escenario harto complicado. Así son las cosas del Athletic.

El domingo pasado se escaparon dos puntos después de hacer un buen partido, el Athletic tenía la presunta carga del calendario sobre sus aún débiles espaldas, la clasificación está muy comprimida en su parte baja (y más lo estaba a la hora de comenzar el partido) el Valencia es un rival de innegable calidad y, para cerrar el círculo, el equipo llevaba un par de décadas sin derrotar al anfitrión en Mestalla.

Hoy, en cambio, la tendencia se ha invertido y no sería de extrañar que la temporada entrante los encargados de dirigir la estadística semanal en los medios nos hablen de que llevamos cuatro campañas sin perder. Más allá de las cifras, lo importante es que el equipo, con todos sus lastres a cuestas, crece en confianza, en autoestima, en posesión del balón, mejora a la hora de espantar los complejos (la jugada del segundo gol es paradigmática) y en todas las líneas desde la defensa al último punta, el que sale responde y se lo pone difícil al compañero. Pese a todo, en este zig-zag del blanco al negro, la Primera División no deja de ser un examen semanal y no hay que olvidar, por si acaso, que la siguiente evaluación será con el actual líder de la categoría como juez y parte.

Y en esta cita, como se preveía tras su traspié europeo, el Valencia ha empezado fuerte la contienda, también imbuido por la inconfesable esperanza de encontrarse la versión aspirina de nuestro Athletic. No ha sido así pese a que Silva ha gozado de una buena ocasión en el minuto 3, pero su remate cercano se ha ido fuera por poco.

Ha sido la única opción diáfana y el culpable de la sequía el Athletic. La presión empezaba desde arriba y nuestro equipo encaraba el partido sin prejuicios, con los defectos que aún atesora al sacar el balón desde atrás jugado o intentar hacerlo, pero con confianza en que ese era el camino acertado. Cada semana se vislumbra con mayor claridad que el Athletic no sabe jugar a esperar atrincherado atrás, sobre todo porque no parece tener los mimbres más adecuados para hacerlo, al menos durante todo un partido.

En el minuto cinco ha sido un defensa, Amorebieta, el que se ha plantado ante Cañizares, quien le ha desviado el chut si bien el colegiado había señalado posición antirreglamentaria. Lo mismo ha sucedido en el minuto 11, cuando Gabilondo ha visto su gozo del gol logrado en el pozo del fuera de juego porque Llorente ha ido a rematar desde su posición antirreglamentaria. Habrá que consolarse pensando que quizá hubiera sido demasiado pronto visto el precedente del Lluis Companys. En el minuto 23 ha sido Etxeberria quien ha hecho trabajar a Cañizares, en el minuto 26. Casi seguidas, Iraola y Orbaiz han dispuesto de sendas ocasiones para hacer más peligro y en el minuto 31 Gabilondo ha penetrado por la izquierda, si bien su chut ha terminado en corner desviado por un defensa y por Cañizares.

Finalmente Yeste ha impartido justicia en el marcador al transformar magistralmente por la misma escuadra un lanzamiento de falta en el minuto 33. Ya era hora.
No era una situación nueva para nuestros colores, ya que el Athletic se ha adelantado en numerosas ocasiones esta temporada, pero en esta ocasión el equipo ha respondido con mucha mayor entereza, sin pasos atrás más que en contados períodos de mucho agobio rival.

La única preocupación al descanso eran las sendas cartulinas amarillas que habían visto merecidamente Koikili e Iraola. Ocurría que era un autentico sarcasmo y despropósito que los jugadores del Valencia se hubieran retirado a los vestuarios sin ver cartulina alguna.

El comienzo del segundo período ha sido difícil. Era previsible que el conjunto de Koeman achuchara y así ha sido, aunque la primera acción polémica haya sido un posible penalti sobre Llorente en el minuto 48 de juego. A renglón seguido Silva ha rematado desviado, en el tercer minuto como en la primera parte. El balón seguía siendo propiedad del Valencia, pero no tenía apenas opciones de crear peligro. Dominio sin peligro, atribuible también al buen trabajo de una zaga menos compenetrada que la de otras jornadas, pero igual de efectiva. Para ayudar también en esas tareas de contención Javi Martínez ha entrado por Orbaiz en el minuto 53 sin cambios destacables en el esquema rojiblanco.

Desde le banquillo rival Koeman tenía ya previsto el cambio para el minuto 61. Su intención era introducir a Zigic viendo que la solución iba a ser bombear muchos balones, pero sin tiempo a salir Llorente ha dejado prácticamente cerrado el choque. El delantero iruindarra ha rubricado una buena jugada colectiva en la que Iraola ha amagado con centrar, pero ha pasado en corto a David López y éste ha realizado el centro perfecto a la cabeza de Llorente para que éste rematara de cabeza picado. Cero a dos.

Zigic ha sustituido a Morientes y Caparrós ha ordenado que Javi Martínez le cubriera por delante para evitar los controles del “gigante” serbio. Y lo ha conseguido. Al poco tiempo, minuto 63, Vicente ha entrado por Fernandes y Silva ha pasado a la medular. También en vano. Al Athletic le costaba salir en ocasiones, pero seguía convencido de que presionar y salir rápido era la única vía para obtener muchas dosis de tranquilidad. Gabilondo se ha metido bien por su banda en el minuto 68, pero su centro no ha encontrado rematador a bocajarro. Ha sido su última acción antes de ser reemplazado por Murillo, momento en el que el Athletic ha pasado al 4-2-3-1 con Llorente, en Mestalla él ha sido el gigante, como única referencia clara en ataque.

El panorama táctico se ha cerrado con otros dos cambios en la línea media. Albelda por Edu en el 70 y Garmendia por Yeste en el 75. Se puede decir que el Valencia ya jugaba con cinco delanteros, pero más con el corazón que con la cabeza, lo que le ha permitido rondar con más intensidad el área de Aranzubia: en el minuto 86 el cancerbero ha interceptado con los pies un remate de Villa, en el 87 Joaquín ha disparado alto (era corner) Zigic ha efectuado un remate-dejada en el minuto 88 y en el 90 Albiol ha enviado alto un rechace.

Los exigentes aficionados locales preparaban sus pañuelos y elementos publicitarios repartidos para despedir al equipo con sonido de viento, pero nuestro equipo no ha dejado de mirar a la portería del Valencia y en el segundo minuto de la prolongación Joseba Etxeberria se ha escorado para dar una alternativa al bombeo al área, ha arañado un centro que Cañizares no ha sabido atajar y que Llorente ha rematado a la media vuelta haciendo justicia estadística a su partidazo en Mestalla.

Victoria merecida al fin y al cabo en uno de los campos más difíciles que sirve para creer en nuestras propias fuerzas. A ver si el sábado sucede igual. No es moco de pavo, pero el equipo abre las puertas a cualquier sueño, que no es poco.