FC Barcelona VS Athletic Club 7/3/2009 | Athletic Club Website Oficial
Jornada 26

FC Barcelona2 : 0Athletic Club

Busquets16'
Messi31'(p.)
Vídeo resumen
Estadio
Camp Nou
Localidad
Barcelona
Fecha
07/03/2009
Hora
20:00
Fecha y hora
7/3/2009 - 20:00

Barcelona 2 Athletic Club 0: Crisis? What crisis?

El Athletic Club ha perdido 2-0 en el Camp Nou frente el FC Barcelona, goles…

7 de mar. de 2009

El Athletic Club ha perdido 2-0 en el Camp Nou frente el FC Barcelona, goles obtenidos en la primera mitad por Busquets, al rematar de cabeza una falta, y por Messi, al transformar un penalti inexistente. Los catalanes han sido superiores, sobre todo en la segunda parte, sin rastro aparente de la crisis que presuntamente padecían.

En la segunda mitad, paradójicamente, la abrumadora superioridad del FC Barcelona no se ha traducido en gol alguno, ya que las paradas de Iraizoz e incluso acciones de sus compañeros bajo palos, por una parte, y los postes y el larguero, por otra, han sido determinantes para no encajar una goleada ante un equipo que partía con la intención de volver a encaminar con mayor diferencia matemática su supremacía liguera.

Antes de centrarnos en el torneo de la regularidad y como licencia respecto a la gesta del miércoles, se pueden sacar dos conclusiones a vuelapluma y sin ningún rigor científico: tal y como ocurriera frente al Sevilla el partido de Copa será totalmente diferente y, la segunda, a ver si para esa cita con la historia, en forma de final casi un cuarto de siglo después, nos toca cualquier árbitro que no sea Undiano Mallenco, porque casi siempre que se cruzan los caminos del trencilla y los del Athletic Club ocurre algo… y no para bien precisamente. Por contra, el cansancio posterior a la semifinal copera, han repetido siete titulares respecto al miércoles, no puede ser ninguna justificación para un partido que se ha saldado con cero puntos y escaso juego.

Tal y como se esperaba, la posesión del cuero ha sido barcelonista, aunque durante la primera parte nuestro equipo ha cerrado bastantes de las vías habituales de penetración local. Sin embargo, un conjunto etiquetado como escuadra en crisis ha conseguido sus goles de estrategia y de penalti, mejorando además ostensiblemente en la segunda parte con el viento de cola. Todo ello, a la hora de referirnos al rival, nos ha hecho repetir por momentos la pregunta que en 1975 se hizo el grupo musical Supertramp (“Crisis? What Crisis?”).

Para puntuar en el Camp Nou se sabe que la pizca de suerte necesaria es, además de escasa, fundamental. Es curioso que a nuestro equipo le haya sonreído en la segunda parte, cuando ya no era imprescindible más que para no dañar la elevada autoestima que nos acompaña, y le haya vuelto la espalda en los primeros compases, decisivos a la hora de orientar la contienda. Mala suerte en el desarrollo del juego, ya que se ha pasado poder ponerse por delante y multiplicar dosis de nerviosismo a encajar el 1-0. Susaeta ha habilitado a Yeste en el minuto 16 y pese a superar en el mano a mano a Valdés, su chut se ha marchado fuera, ajustado pero fuera. Prácticamente en la siguiente jugada, una falta absolutamente prescindible por parte del director de la contienda, ha significado el primer gol tras rematar Busquets a placer el centro de Xavi.

Y suerte con el colegiado. Más allá de tener que esperar casi una veintena de minutos para acumular faltas a favor, el hecho de que como nos ocurriera el año pasado tengamos que cargar, en un escenario y ante un rival como el que nos ocupa, con el baldón de un penalti de charanga y pandereta no ayuda en nada. Iniesta ha encarado a Gurpegi, el ayer central se ha quedado quieto e incluso ha hecho ademán de intentar retirarse y el centrocampista ha buscado el contacto mientras se tiraba. Penalti y vanas protestas.

Hasta el descanso el Athletic ha hecho ademán de levantarse, aunque no ha pasado de sendos amagos por parte de Gabilondo, raso fuera, y Javi Martínez, de cabeza alto. El Barcelona no es que haya gozado de ocasiones diáfanas salvo una jugada de Messi y una chilena de Henry, pero con balón en sus botas y espacio a la espalda de los laterales, sobre todo por la parte donde atacaba Messi, daba más sensación de peligro.

De la sensación se ha pasado a la constatación en la segunda mitad. Toquero ha suplido de entrada a Javi Martínez, retrasándose Yeste al doble pivote. El Barcelona ha maniobrado con más espacios, más tranquilidad y por momentos nuestro equipo ha perdido hasta la tensión incluso en las jugadas de estrategia. Afortunadamente no le ha costado más caro que los puntos que ya tenía perdidos, ya que Iraizoz, Iraola bajo palos y, en última instancia, los postes y el larguero, han evitado que una auténtica avalancha de juego y ocasiones blaugranas, sobre todo por parte de Eto’o y Henry, se convirtiera en goleada. Menos mal.

Sin ejercer presión y con la defensa intentando salir, sin posesión y con jugadores rivales enrabietados por aumentar su distancia respecto al segundo, lo mejor ha sido el final del partido. La tendencia y la experiencia indicaban asimismo que era aconsejable minimizar el estropicio. Por eso Llorente, a la hora de juego, y Orbaiz, un cuarto de hora después cuando se acercaba inexorablemente su segunda amarilla, han dado paso a Garmendia y Muñoz, respectivamente. El Athletic ha echado casta y orgullo, pero sólo una opción de Iraola en el 78, volea con escaso ángulo, merece ser reseñada. Escaso bagaje y necesidad de retomar el pulso liguero para conseguir lo antes posible los tres o cuatro triunfos que aseguren un final de Liga tranquilo. Para ello el siguiente visitante tiene todo lo malo del segundo clasificado y todo lo bueno de tratarse del Real Madrid, el duelo por excelencia para nuestros colores. Un partido que habrá que afrontar con la misma determinación que la última cita copera en San Mamés, pero ya pensando sólo en la Liga.