Valencia CF VS Athletic Club 30/5/2009 | Athletic Club Website Oficial
Jornada 38

Valencia CF2 : 0Athletic Club

Villa7'
Villa90'
Vídeo resumen
Estadio
Mestalla
Localidad
Valencia
Fecha
30/05/2009
Hora
21:00
Fecha y hora
30/5/2009 - 21:00

Valencia 2 Athletic Club 0

El Athletic Club ha perdido 2-0 ante el Valencia. Villa ha marcado los dos goles…

30 de may. de 2009

El Athletic Club ha perdido 2-0 ante el Valencia. Villa ha marcado los dos goles locales. en un Mestalla teñido de muy distintos colores que hace escasas fechas, aunque el equipo nunca ha estado solo. En el campo le ha sucedido parecido a la semana pasada, es decir, que en la definición, o en la falta de ella, ha estado su principal demérito, aunque no el único.

Llorente no ha rematado nada más comenzar y Villa sí al minuto 6 y con el gol los de Emery se han sentido demasiado cómodos con opciones de Villa y Pablo Hernández, aunque Llorente la ha vuelto a tener pasado el cuarto de hora, esta vez sí ha rematado, pero sin tino. Cuestión de rachas.

Posteriormente ha sido el Valencia el que ha llevado el peso del partido en un período con muchas imprecisiones en ambos bandos. Los anfitriones encontraban con suma facilidad los caminos que conducían a Iraizoz, aunque con el paso de los minutos los rojiblancos han conseguido sobreponerse y equilibrar en cierto modo el encuentro. Javi Martínez, quien ha comenzado como central, ha intercambiado posición con Gurpegi, quien ha comenzado en el doble pivote, similar cambio, en este caso de banda, al efectuado entre Susaeta y David López.

La primera mitad languidecía como había comenzado, ocasión marrada por Javi Martínez, de cabeza, y réplica del Valencia en este caso en las botas de Pablo Hernández primero y Edu después. Mientras tanto, en la banda ya calentaban Ion Vélez e Iñaki Muñoz, quienes en la reanudación han suplido a Orbaiz y Yeste.

La segunda mitad ha sido aún más abierta, ergo más entretenida para la concurrencia, con opciones si cabe más claras por ambos bandos y mayor protagonismo arbitral. El Athletic ha querido jugar más arriba, pero con el marcador en contra, en la última jornada de Liga con poco en juego y ante el Valencia, era una situación arriesgada que se ha traducido en un intercambio de golpes con un rival que en esa faceta tiene más pegada. Casi a modo de cronológico guión las ocasiones alternaban portería: a un chut de Edu y ocasión de Moretti, ambas desbaratadas por Iraizoz, le seguía un mano a mano de Ion Vélez con César, desviado por éste a córner; Llorente mantenía su divorcio con la suerte suprema y primero veía como un control con el pecho y posterior remate eran salvados bajo palos por un defensa y luego otro remate salía desviado por poco.

En la respuesta valencianista Iraizoz seguía inspirado a tiro de Villa y el delantero enviaba arriba el rechace. En el lado contrario, Iñaki Muñoz no acertaba por poco con la escuadra. El Athletic quería y el Valencia lo fiaba todo a un contragolpe letal, y más tras la expulsión de Balenziaga por doble amarilla en una jugada para el debate de nuestros sesudos expertos, que quizá estén ahora enfrascados en cuestiones más barrocas. Doble amarilla en un duelo en el que Marchena y Edu han hecho sobrados méritos para compartir ducha con similar anticipación a la de Balenziaga.

Entre quítame allá esa una tarjeta, el duelo ha pasado a convertirse en una especie de desafío Iraizoz/Villa. El cancerbero se lo paraba todo, también alguna que otra vez a Vicente y el delantero se desesperaba en la que muchos interpretaban su última cita con la zamarra local. Sin embargo, al borde del final una pérdida de balón en las medular ha propiciado el pase al áreas pequeña desde la derecha y el delantero no ha perdonado. No era injusto del todo el resultado, pero es que el tanto ha llegado después de un saque de puerta con el que había terminado un jugadón de Iraola. El lateral diestro había controlado el balón en la línea media y tras zafarse de cinco rivales, en algún caso en dos ocasiones diferentes, ha enviado ajustado al palo, pero por fuera. Una lástima porque no hubiera sido mala despedida una igualada.

Sea como fuere, nuestro equipo ya carga pilas de cara a la próxima temporada, en la que los inicios serán ilusionantes a la par que exigentes. Buen balance de la presente rozando un título, lo que no es óbice para reconocer que son bastantes los aspectos a mejorar.