Athletic Club - Villarreal CF
Jornada 25
Liga

Athletic Club - Villarreal CF

Athletic Club
Athletic Club
12
Villarreal CF
Villarreal CF
  • 4' Llorente
  • Guille Franco 65'
  • Capdevila 82'

fecha

UbicaciónSan Mamés , Bilbo

Athletic Club 1-Villarreal 2: De más a menos

El Athletic Club ha perdido 1-2 ante el Villarreal. Llorente ha marcado el uno a…

Athletic Club

El Athletic Club ha perdido 1-2 ante el Villarreal. Llorente ha marcado el uno a cero en el minuto 4 de juego y en la segunda mitad Guille Franco y Javi Martínez, en propia meta, han sido los autores de los goles del equipo visitante. Tal y como señalábamos tras el triunfo en el Vicente Calderón quedaba aún un largo camino por delante y, desgraciadamente, los hechos han demostrado que así será. Después de la derrota los puestos de descenso están a dos puntos con nueve equipos en una horquilla de cinco y once implicados a día de hoy, más de la mitad de los competidores, en la lucha por escapar de la quema. Queda apretar los dientes, sobre todo en los partidos de casa para que no ocurra como en el de hoy, en el que el equipo ha ido de más a menos.
Se trataría de intentar mantener un rendimiento regular durante todo el choque frente al brutal contraste exhibido frente a los castellonenses.

Una vez vistos los resultados de la jornada, lo fácil, hasta el empate era un buen botín, pero el Athletic se ha ido de vacío ante el tercer clasificado de la Liga, que ha mostrado el porqué de su privilegiada situación y la calidad de su plantel.

El comienzo de la contienda ha sido bueno. Excelente para lo que le cuesta a nuestro equipo habitualmente ponerse por delante en el marcador. La segunda parte, en cambio, ha dejado muchísimo que desear. Las dos caras del fútbol con final amargo.

Pese al brioso comienzo visitante, con seis jugadores de refresco con respecto al once que se alineó el jueves en Copa de la UEFA, el Athletic ha golpeado primero, con celeridad y clase. Un balón que Yeste ha conducido desde la parte izquierda al centro y ha enviado a banda derecha, lo ha convertido Susaeta en un buen centro al primer palo donde Llorente ha enviado a la red mediante un bello toque con el exterior del pie izquierdo. Más no se podía pedir en menos tiempo y parecía que la tercera victoria consecutiva estaba en ciernes.

Un disparo de Nihat en lanzamiento de falta desviado por Armando en el minuto 7 ha sido un oasis en el dominio del Athletic. El Villarreal no podía entrar y la presión de los rojiblancos propiciaba un sinfín de robos en zonas comprometidas que no han sido resueltos con la precisión requerida, pero que daban la sensación de poder concretarse en goles y llenaban de dudas al rival. En uno de sus comienzos más eléctricos, en todos los sentidos, el Athletic le había puesto un ritmo alto al partido y había dejado sin balón a los de Pellegrini.

En una de las jugadas tipo, Susaeta penetraba por la derecha y su centro al cogollo del área era desviado por Godin, pero al contrario de lo que ocurriría posteriormente en el 1-2, al portero Diego López le daba tiempo a enviar el cuero a corner. En el 18 Amorebieta ha rematado de volea fuera un saque de esquina, poco antes del acto de recuerdo y reivindicación en torno a Carlos Gurpegi, y en el minuto 31 Susaeta ha tenido la opción de poner una ventaja más cómoda en el marcador, pero su chut con la izquierda, pese a superar a Diego López, ha sido sacado con comodidad bajo palos por Capdevila.

A partir de ahí y hasta el descanso, el encuentro sólo ha deparado un balón peinado por Godin a saque de falta que se ha marchado fuera por poco en el minuto 36. La contienda ya no era de tanto ritmo y venía lastrada por un carrusel de incidencias e interrupciones, con dos jugadores ofensivos, uno por equipo, Guille Franco y Aitor Ramos, recogiendo papeletas para ver la segunda cartulina amarilla. El colegiado se ha sumado al desconcierto con abundantes errores de apreciación y desigual rasero en las cartulinas, por lo que el público, pese a la ventaja en el marcador, le ha despedido con una generosa pañolada.

La esperanza reinante se ha tornado en zozobra en cuanto el balón ha echado a rodar en la segunda mitad, en la que Aduriz ha reemplazado a Ramos. Desgraciadamente no es la primera vez durante la presente temporada en la que el equipo entra con el pie cambiado al campo tras el descanso y el rival, además de confiar en sus propias capacidades, se lo cree. Nihat ha sido el encargado de dar el pistoletazo de salida con un lanzamiento envenenado de falta, pero de nuevo se ha topado con Armando. Era el minuto 47 y aunque las ocasiones tampoco han sido excesivas en número, las dificultades del Athletic para progresar presagiaban la igualada. No la ha conseguido Franco desde la frontal en el minuto 62, pero sí en el 64, después de una jugada en la que en ambos laterales el cuadro visitante ha robado el balón cuando el lance parecía indicar lo contrario. A la segunda la zaga estaba descolocada y el delantero ha puesto el resto con un buen chut al ángulo contrario.

La insuficiente presión y el consiguiente repliegue le han dado al Villarreal cierta sensación de inmunidad y la posibilidad de maniobrar con tranquilidad, dedicándose el Athletic a la extenuante tarea de correr detrás del balón con el desgaste anímico y físico que conlleva. El empate ha hecho adelantarse de nuevo al Athletic, pero ya no era lo mismo. David López ha reemplazado a Muñoz en el minuto 67, colocándose en la banda izquierda y Yeste en el doble pivote y en plena transición Tomasson ha entrado por Nihat en el 70 y Cazorla por Mati Fernández en el 73. Por un momento ha dado la impresión de que la igualada contentaba a los dos equipos, pero el Villarreal ha sido más constante y ha hurgado en la herida. Si en el minuto 82 Iraola sacaba bajo palos una melé dentro del área local, un minuto después un simple saque de banda ha dejado a Capdevila en el interior del área y su chut, que se dirigía a las manos de Armando, lo ha desviado Javi Martínez con tan mala fortuna que ha terminado en gol.

La posterior entrada de Gabilondo por Susaeta ha enviado a López a la banda derecha, pero todos los intentos, personalizados en sendos disparos de Aduriz y Koikili en el descuento, ambos neutralizados por Diego López, han sido en vano. Una decepción que habrá de ser subsanada el domingo en Almería. Todo ello tras una jornada en la que de nuevo se ha demostrado que todo es posible y que la igualdad es manifiesta entre la mayoría de los equipos independientemente del lugar que ocupen en la tabla. Son muchas veces los pequeños detalles los que desequilibran un partido como ha ocurrido en el Real Madrid-Getafe. El gol de los visitantes nos lleva, ya para finalizar, a dos ligeras reflexiones. La primera es que si ese gol se lo meten a nuestro equipo no podemos salir de Lezama e Ibaigane ante la lluvia de críticas y chanzas. La segunda es que como el fútbol es de listos y con el ánimo de esbozar una media sonrisa en día de pocas alegrías, recordar al seguidor empedernido o informar al que no lo supiera, que el Athletic Club ya lo hizo en la temporada 96/97 ante el Compostela cuando en el minuto 44 Julen Guerrero se plantó solo ante la meta rival y marcó su segundo tanto de la tarde mientras los dirigidos por Fernando Vázquez celebraban un gol anulado por fuera de juego. Las protestas ulteriores fueron vanas, pero no así la reacción compostelana que logró igualar la contienda a dos, tantos de Popov y Penev. Fue aquél también un partido de más a menos.