RCD Espanyol - Athletic Club
Jornada 11
Liga

RCD Espanyol - Athletic Club

RCD Espanyol
RCD Espanyol
11
Athletic Club
Athletic Club
  • 33' De Tomás (p.)
  • Williams 52'

fecha

UbicaciónRCDE Stadium , Cornellà-El Prat

16.196 asistentes

Pobre premio para un magnífico Athletic

Diego López, con tres paradones, impide el triunfo en Cornellà ante el rodillo del equipo de Marcelino (1-1)

undefined

El Athletic Club ha empatado a un tanto en Cornellà ante el RCD Espanyol un partido que mereció golear. El equipo de Marcelino pasó el rodillo por el campo periquito y no ganó por tres paradones de Diego López, uno antológico in extremis a Berenguer cuando se cantaba la victoria. Nunca unas tablas fueron tan injustas. Iñaki Williams, pitado por algunos que aún no han aprendido la lección del racismo, rescató un punto con su gol en la segunda parte.

Fue una noche con contratiempos. Iñigo Martínez no pudo jugar por unas molestias estomacales y su puesto en el once lo ocupó Vivian, que acabaría lesionado a su vez. Regresaba Yeray a la zaga y estuvo imperial. En el minuto 14, llegó la primera gran ocasión, cuando Sancet robó un balón, impuso su potencia y se topó con Diego López, Muniain, muy atento, mandó el balón a gol y lo sacó en la raya Cabrera.

El recital de Diego López arrancaría en el 23 con una gran mano a volea de Sancet. Se mascaba el 0-1 y el colegiado, Ortiz Arias, señaló un penalti discutible por mano de Vesga. Raúl de Tomás no perdonó. Muniain y Nico Williams, en un balón que le sacó Pedrosa, tuvieron el empate antes del descanso.

El juego del Athletic en la segunda mitad fue espectacular. Después de que RDT se topase con el poste en la última ocasión local, los leones fueron acumulando mérito para el gol. La fe de Lekue, muy crecido, le llevó a servir a Iñaki Williams el 1-1. A partir de ahí, resultó increíble que no llegase el 1-2. Vencedor, con un tiro ajustado fuera, Muniain, dos veces, la primera con un gran paradón de Diego López, y Berenguer, tras asistencia de Iñaki en el 87’, merecieron el gol con un Athletic tremendo en el despliegue. No llegó. Fue un equipo con mayúsculas, apunta muy alto.