Real Madrid - Athletic Club
Jornada 38
Liga

Real Madrid - Athletic Club

Real Madrid
Real Madrid
11
Athletic Club
Athletic Club
  • 72' Benzema (p.)
  • O. Sancet 49'

fecha

UbicaciónSantiago Bernabéu , Madrid

60.781 asistentes

Gran Athletic en el Bernabéu en el doloroso cierre

Un penalti más que discutible de Yuri y las paradas de Courtois dejan sin una merecida victoria a los leones, que terminan octavos

Fue un resumen del año. Un Athletic superior al rival, un puñado de ocasiones para ganar y empate final. El equipo rojiblanco se vio frenado por un enorme Courtois, que paró un penalti con 0-0 a Vesga y al que Sancet tuvo que chutarle dos veces en la misma jugada para el 0-1, y para remate, un penalti más que discutible de Yuri por abrir el brazo en un salto con Militao. Los leones se quedan sin Europa, octavos en la tabla y con la sensación de que ha sido un año sin una pizca de suerte, ni con los resultados, ni con las lesiones en el tramo decisivo.

Anunciaban truenos en el Bernabéu con las despedidas de Benzema y Asensio, pero el Athletic para nada se asustó. Los leones tuvieron el penalti de Vesga para adelantarse en el minuto 9 por una mano de Kroos. Courtois se hizo enorme para romper la racha del gasteiztarra desde el punto fatídico. Del Madrid sólo había noticias por un gran disparo de Vinicius al que frenó un impecable Simón.

Yuri avisó con un disparo seco a Courtois y sólo en la última acción de la primera mitad, tras una arrancada de Rudiger, volvió a emerger Simón para hacerse grande en el mano a mano ante Rodrygo.

El Athletic salió con más hambre aún tras el descanso y al escenificó De Marcos con un robo a Ceballos que terminó en el gol de Sancet. Lástima que Osasuna reaccionó en El Sadar abortando el viaje a Europa. Tuvo Iñaki el 0-2 siete minutos más tarde, en el 56, cuando Sancet eligió de fábula y Courtois sacó el brazo derecho para evitarlo.

Llegaron para colmo las lesiones de Vesga y otra de Yuri después del penalti tras una dura entrada de Carvajal que mereció la roja. Benzema ya tenía ante sí el gol de su homenaje y no perdonó desde los once metros. Ni con uno menos el Athletic se rindió y Williams amenazó con la zurda al increíble portero belga. El Athletic se fue con una gran sensación de juego, pero sin la clasificación europea.