Athletic Club - Real Madrid
Jardunaldia 1
Liga

Athletic Club - Real Madrid

Athletic Club
Athletic Club
02
Real Madrid
Real Madrid
  • Rodrygo 28'
  • Bellingham 36'

data

KokapenaSan Mamés , Bilbo

48.927 pertsona

Derrota en el estreno ante el Real Madrid

Los leones caen 0-2 ante un rival que le desbordó en la primera mitad y conservó después la renta contra una mejor versión de los de Valverde

El Athletic Club ha caído por 0-2 en el estreno ante un Real Madrid que puso tierra de por medio en la primera mitad con goles de Rodrygo y Bellingham. Los casi 49.000 espectadores de San Mamés se vaciaron en apoyo ante un equipo que sufrió lo suyo.

Con diez canteranos en el once, todos menos un De Marcos que cumplió 500 partidos y prácticamente es de Lezama, el Athletic se midió a un Real Madrid insuperable en lo físico.Salieron los leones fuertes, pero enseguida el equipo de Ancelotti impuso su jerarquía. Amagó Alaba y a la segunda clara, marcó Rodrygo con un golpeo seco. El Athletic quedó groggy y le levantó de la lona Simón con dos paradones a Alaba y Vinicius, pero a la tercera, marcó Bellingham voleando en el área un córner.

Los leones apenas amagaron con un arranque del debutante Unai Gómez, que probó a Lunin y se llevó una tarascada en el área de Militao. En cualquier otra zona del campo, falta. Gil Manzano y el VAR la ignoraron.

Valverde metió en el descanso a Sancet, Berenguer y Guruzeta en busca del milagro. Y más tarde a Herrera y otro debutante, Imanol García de Albeniz, que mostró desparpajo. Cinco minutos después de la reanudación, Militao, del Real Madrid, resbaló sobre la superficie de San Mamés y pareció sufrir una grave lesión de rodilla. El defensa fue aplaudido por los espectadores mientras abandonaba cojeando el terreno de juego.

 El Athletic se recompuso, dio un paso adelante y disfrutó de dos claras ocasiones de Sancet y Berenguer taponadas in extremis por las murallas blancas, y un cabezazo de Paredes. Simón apenas se tuvo que emplear en un tiro de Vinicius. El Athletic no se acercó en el marcador, pero sí en el juego a lo que debe ser. Toca apretar los dientes y afrontar con fe la visita a El Sadar.