Athletic Club - Real Madrid
Final

Athletic Club - Real Madrid

Athletic Club
Athletic Club
02
Real Madrid
Real Madrid
  • Modric 38'
  • Benzema (p.) 52'

fecha

UbicaciónKing Fahd Stadium , Riyadh

Dolorosa derrota ante el Real Madrid en Riyadh

El Athletic queda subcampeón de la Supercopa tras caer 0-2 en una noche discutida de penaltis y malogró una pena máxima de Raúl García en el tramo final

undefined

El Athletic Club ha caído por 0-2 ante el Real Madrid en la final de la Supercopa, disputada en Riyadh. Los tantos de Modric y Benzema, de penalti revisado por el VAR, dejaron sin opciones a los rojiblancos, que tiraron de orgullo para tratar de acercarse en el marcador, pero no lograron traducir su empuje en gol.  Ni siquiera de penalti, ya que en el 88’, Courtois paró un pena máxima de Raúl García con el pie que había supuesto la expulsión de Militao. Una lástima, porque quedaba tiempo para intentar la hazaña. Queda para el recuerdo el acceso a otra final tras noquear al Atlético de Madrid. Toca reponerse de inmediato para la eliminatoria copera del jueves ante el FC Barcelona.

Cuando el Athletic, que repitió alineación con respecto a la semifinal, trataba de equilibrar el juego del Real Madrid, que empujó de salida, llegó una acción discutida que pudo ser clave. Fue una mano de Alaba dentro del área. Soto Grado, que en otras dos acciones acudió al VAR a ver las jugadas, mandó seguir el juego.

El Real Madrid penalizó a los leones tras superar una salida de presión, con pase atrás de Rodrygo a Modric para que el croata mandase un misil imposible para Simón en el minuto 37. Los leones apenas habían amagado con un tiro de Sancet arriba.

Tras el descanso, Marcelino ha agitado el banquillo con la entrada de Nico Williams y un triple cambio posterior que mejoró al equipo. Sin embargo, al equipo le cayó una losa con el 0-2 de Benzema, tras un penalti por mano de Yeray revisado. Jugada en la que pudo haber falta previa sobre Muniain. El plan de llegar cerca en el marcador esperando mostrarse superior en el plano físico funcionó, pero el tanteo era ya muy pesado. Raúl García apareció en varias jugadas de cabeza y una de ellas, llegó el penalti que frenó Courtois. Fue el adiós a la posibilidad de meterse en el choque. El Athletic cayó con la cabeza alta y la experiencia le vendrá de perlas a esta gran camada de nuevos leones. Para caer en las finales hay que llegar a ellas. Orgullo rojiblanco.