Athletic Club - Girona FC
Jornada 25
Liga

Athletic Club - Girona FC

Athletic Club
Athletic Club
32
Girona FC
Girona FC
  • 2'56' Berenguer
  • 60' Williams
  • Tsygankov 49'
  • Eric 75'

fecha

UbicaciónSan Mamés , Bilbo

46.220 asistentes

San Mamés gana un partido de aúpa ante el Girona

Un doblete de Berenguer y otro tanto de Iñaki Williams llevan a los leones a vencer 3-2 a un equipo de Míchel que lo puso crudo hasta el final

Llegó la séptima victoria liguera seguida en casa. Tremenda por el valor en puntos y la forma. El Athletic Club ha derrotado por 3-2 al Girona, que por algo sólo había cedido esta temporada ante el líder, el Real Madrid. Un doblete de un excelso Berenguer y un disparo de fe de Iñaki Williams para anotar su noveno tanto en el torneo han llevado en volandas a un equipo que se tuvo que agarrar a la magia de San Mamés para lograr una victoria de aúpa. Vivian, sacando con la cabeza en la raya un zapatazo de Jon Solís en el minuto 93, conservó tres puntos de oro, que dejan a los leones a dos puntos de la cuarta plaza y mantienen la distancia de nueve sobre el sexto, la Real Sociedad.

Si la ida fue un partidazo en toda regla, el de Bilbao no ha decepcionado a nadie. Cada uno con su estilo, los de Míchel aferrándose a la salida desde atrás a sabiendas de lo que aprieta y el Athletic, y los leones, mordiendo para robar y ser verticales. Y así cazó pieza Berenguer en el primer minuto, con un zurdazo seco desde la frontal tras un robo a Aleix García.

El Girona mandaba en posesión con placidez, pero Iñaki Williams aparecía en las ocasiones más claras de la primera mitad. Quitando dos avisos de Tsygankov y otro de Yangel Herrera, el Athletic tuvo las más claras. Iñaki no se rindió y acabaría anotando. Su fe es inquebrantable. La más clara fue en el minuto 23, cuando mandó a la base del poste un zurdazo en una acción forjada por el ominpresente Prados.

La lesión muscular de Lekue dio paso a De Marcos a controlar al peligroso Savinho, que avisó en el inicio de la segunda parte. El Girona se lanzó al cuello e igualó en el minuto 48, en una acción de Iván Martín que Tsygankov envió el esférico a las mallas.

La gran virtud del Athletic fue no caerse. En tres minutos de gloria, de colmillo afilado, del 57 al 60, los rojiblancos se pusieron 3-1. Un robo de Guruzeta a Miguel Gutiérrez supuso otro balón a Berenguer, que volvió a marcar por bajo. Lo que parecía la sentencia llegó en un balón largo de Yeray que Iñaki Williams puso con el corazón en bota de pierna derecha a la red, después de que el balón pegase en el poste.

Iñaki casi hace el cuarto en una presión y cuando parecía que el Girona se entregaría, se metió en el partido con un balón parado de Aleix que cabeceó a la red Eric García. Tuvo que ser revisado por el VAR con cierta duda por un posible fuera de juego. A partir de ahí, llegó todo el sufrimiento, con una acción de Dovbyk y la jugada en la que primero Simón, ante Savinho, y luego Vivian, evitaron el empate. Una victoria tremenda, celebradísima. La presión del Athletic triunfó por todo lo alto.