SD Eibar - Athletic Club
Dieciseisavos de final
Copa

SD Eibar - Athletic Club

SD Eibar
SD Eibar
03
Athletic Club
Athletic Club
  • Villalibre 17'40'
  • Muniain 33'

fecha

UbicaciónIpurua , Eibar

7.499 asistentes

El Athletic también pega fuerte en la Copa

Villalibre, con dos tantos, y un monumental gol de Muniain bastan para conquistar Ipurua y meterse en octavos

El Athletic Club sigue en estado de gracia, con un caminar en la temporada que tiene encandilada a su afición. Los leones han solventado la difícil visita copera a la SD Eibar con una pegada de equipo grande. Para el descanso, el equipo de Valverde ya ganaba 0-3, con un doblete de Villalibre y un golazo de Muniain de otro planeta. El resto, fue dejar pasar el tiempo sin perder la cara al partido, claro. Los bilbainos ya están en octavos.

Aumentando la competencia por el puesto, Txingurri ha conseguido que toda la plantilla pise la hierba con hambre de ganarse minutos. Todo empezó con un paradón de Julen Agirrezabala, un porterazo en la sombra, al sacar un mano a mano con Bautista a quien le había regalado la gloria Aketxe.

Los leones no estaban cómodos, con un Eibar agresivo, y depositaban su papel de líder en Nico Williams. Corría el minuto 17 cuando Herrera buscó al extremo, quien centró fuerte y abajo para encontrar a Villalibre. El 0-1 aclaró el cielo entre la lluvia. No se había repuesto la valiente tropa de Joseba Etxeberria cuando Muniain recorrió todo el campo desbordante, conectó con Nico y el de La Txantrea se marcó un giro con zurdazo a la escuadra que enmudeció a medio Ipurua y supuso la algarabía del resto.

Por si fuera poco, Vivian salió decidido con una pelota en el minuto 40, encontró a Villalibre y su zurdazo murió en las redes tras ser desviado por Simic. Todo sobre ruedas. El Athletic honrando la Copa y guardando fuerzas para el derbi ante la Real.

En la segunda mitad, Stoichkov tuvo la primera ocasión clara, aunque el Athletic pudo marcar en un cabezazo de Yuri y en un disparo seco de Unai Gómez. Muniain, muy motivado, intentó otras dos jugadas de videojuego… Raúl, también la tuvo. Sigue la felicidad en el Athletic.