Athletic Club - Deportivo Alavés
Jardunaldia 5
Liga

Athletic Club - Deportivo Alavés

Athletic Club
Athletic Club
20
Deportivo Alavés
Deportivo Alavés
  • 38' Raúl García (p.)
  • 72' Muniain

data

KokapenaSan Mamés , Bilbo

45.143 pertsona

Intratables en San Mamés

El gran nivel defensivo, Raúl García, de penalti, y Muniain mantienen ante el Alavés el fortín en casa

undefined

El Athletic Club sigue intratable en San Mamés. Tres victorias en tres partidos, cinco goles a favor y ninguno en contra. Se ha llevado el segundo derbi de la temporada al batir con solvencia al Deportivo Alavés (2-0), con goles de Raúl García y Muniain. Por ahora, es líder virtual de la clasificación a la espera del Sevilla-Real Madrid. Si se da un empate, los rojiblancos irán a Leganés el miércoles en lo más alto de la clasificación.

Los de Gaizka Garitano ejecutaron el plan a la perfección. Fue una exhibición de mentalidad y sentido táctico. Los leones se armaron de toda la paciencia del mundo para buscar un resquicio en la muralla alavesista. La velocidad de Williams a la espalda de Ely provocó la primera tarjeta. No se trataba de correr demasiado, sino de esperar la ocasión tratando de entrar por las bandas. Amenazó Capa en una acción y en la segunda jugada a la espalda de los laterales alavesistas, los rojiblancos cazaron pieza.

Después de consultar al VAR y ver él mismo la jugada en el monitor, Gil Manzano señaló penalti por un derribo claro de Duarte sobre Williams, que había sido habilitado por Ibai. Raúl García no perdonó y dejó el 1-0 en el marcador a ocho minutos del descanso.

El Alavés dio un pasito en el comienzo de la segunda mitad, pero el Athletic pudo matar el derbi con dos ocasiones clarísimas en un minuto, entre el 64 y 65. Muniain mandó fuera un balón franco al segundo palo peinado por Raúl García y Williams se sacó un misil a la cruceta izquierda de la portería de Pacheco.

Y el esperado 2-0 llegó gracias a Muniain, tirándose con hambre a un balón despejado como pudo por Pacheco a disparo de Ibai. A partir de ahí, control absoluto y feliz vuelta de Lekue a los terrenos de juego.